En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Motoristas sin placa y sin ley

Motoristas sin placa y sin ley
Mario Rivadulla

Los últimos datos cortados al 2018 ofrecidos por las autoridades sobre el parque móvil que circula en el país establecen que algo más del total de unos cuatro millones 350 mil vehículos de distintos tipos en números redondos, alrededor de un cincuenta y cinco por ciento corresponde a motocicletas.

En su edición de este viernes, el popular matutino El Día publica el dato más preciso sobre de la cantidad registrada de motocicletas en circulación.   En total 2 millones 398 mil 511, o sea algo menos de la quinta parte de la población.

Pero ocurre, y esto figura también en la misma información del popular matutino, que alrededor del noventa por ciento de esa cantidad de motores transita sin placa en flagrante violación de la ley de tránsito ante la total indiferencia de los agentes de la DIGESETT,  y  sin que se hayan tomado disposiciones para normalizar esa situación a todas luces irregular.

Esta es una situación tanto más preocupante si se toma en cuenta que una gran parte, si no la mayoría de los motoristas, hacen uso y abuso de un manejo temerario, sin respetar las normas de tránsito y ni siquiera atenerse a los más elementales requisitos de prudencia.

No es por gusto ni casualidad que las motocicletas están envueltas en más del 65 o 70 por ciento de los accidentes vehiculares; ni que las dos terceras partes o más de las víctimas fatales en ocurrencias de tránsito correspondan a motoristas; ni tampoco que al menos un tercio de las personas que recibe asistencia en la Asociación Dominicana de Rehabilitación sean también conductores de motocicletas.

Como hecho relevante que no puede ignorarse es que gran parte de los crímenes, atentados y actos delictivos se cometen desde motores, incluyendo el más reciente a David Ortíz.  Es también el vehículo usando de preferencia por el sicariato para ejecutar los contratos de muertes por encargo.  Ni que agregar que carecen de placa.

Imposible pensar en ordenar el caótico y cada vez más entaponado tránsito que nos gastamos en el país, y sobre todo en reducir los accidentes vehiculares  y su trágica cosecha de víctimas, si no se toma en especial consideración el grave problema que representa la gran cantidad de motocicletas en circulación, y sobre todo la forma irresponsable, temeraria, medalaganaria y continuamente peligrosa  en que como chivos sin ley se conduce la gran mayoría de los motoristas.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *