x

Muere bebé de niña violada que no fue informada de aborto terapéutico en Perú

El neonato de una menor de 13 años que quedó embarazada producto de una violación sexual, y cuya madre denunció no haber recibido información sobre el aborto terapéutico en Perú, murió una hora después de su prematuro nacimiento, informaron este jueves los medios locales.

Imagen sin descripción

Lima.- El neonato de una menor de 13 años que quedó embarazada producto de una violación sexual, y cuya madre denunció no haber recibido información sobre el aborto terapéutico en Perú, murió una hora después de su prematuro nacimiento, informaron este jueves los medios locales.

La adolescente, cuya familia denunció que fue violada por un vecino hasta en tres ocasiones en octubre de 2018 en el populoso distrito limeño de Villa El Salvador, fue internada la madrugada del miércoles por fuertes dolores en el vientre, lo que desencadenó en un nacimiento prematuro del bebé, a los cinco meses de gestación.

Semanas atrás, la familia de la menor denunció ante los medios locales que, pese a que se encontraba en mal estado de salud debido a la gestación y que por ello tuvo que ser ingresada al hospital por dos infecciones urinarias, un desgarro y por crisis nerviosas, los médicos no le informaron sobre la posibilidad de practicarle un aborto terapéutico.

El debate mediático llevó a que incluso la Defensoría del Pueblo cuestionara la atención médica que recibió la menor al señalar que ni ella ni su familia fueron informadas de manera oportuna para que accediera a un aborto voluntario por indicaciones terapéuticas.

Sin embargo, el Seguro Social de Salud (EsSalud) detalló en un comunicado que la menor, quien entonces tenía 21 semanas de embarazo, «estaba siendo atendida conforme los protocolos de atención que en estos casos se cumplen de manera irrestricta, protegiendo la vida y en el marco de la ley».

El aborto terapéutico es legal en el Perú desde 1924, siempre y cuando se cuente con el consentimiento de la mujer embarazada o de su representante legal, y cuando sea el «único medio para salvar la vida de la gestante o para evitar en su salud un mal grave y permanente».

«La normativa vigente no indica que se le deba brindar información sobre aborto terapéutico a alguien que no presenta esa condición», aseveró a Efe este jueves una fuente de EsSalud.

Indicó también que «en ningún momento corrió peligro la vida de la menor», y que «incluso sus controles fueron mensuales», por lo que «informarle sobre un procedimiento que legalmente no iba a poder efectuarse no corresponde al protocolo de la normativa».

Si bien la misma fuente reconoció que los galenos tampoco tienen una prohibición de dar la información, expresó que «lo principal está en evaluar si la normativa debe ser mejorada o no, porque tanto los médicos como el hospital están obligados a cumplir con la ley», y que es algo que corresponde al Congreso.

«Decir que estaba afectada psicológicamente y que, por eso, corría riesgo su vida, no es algo que contemple esa normativa», apuntó.

El Poder Judicial, por su parte, dictó este martes nueve meses de prisión preventiva contra Javier Obenses Enríquez Aguirre, presunto violador de la menor, quien reconoció los hechos ante un medio de comunicación pero que no se presentó a la audiencia en el juzgado de Familia de Villa El Salvador, por lo que hasta ahora está prófugo de la Justicia.

Según cifras del Observatorio de Criminalística del Ministerio Público, en el Perú cada hora se registra en promedio 3 denuncias por violación de la libertad sexual, donde el 83,4 % de las víctimas son menores de edad y el 93,1% son mujeres.

 

Comenta con facebook