X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Lunes 25 de enero, 2021
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 199,672
  • Nuevos casos 1,549
  • Fallecidos total 2,482
  • Nuevos fallecidos 12
  • Recuperados 146,020
  • Críticos
  • Pruebas 981,506
<< Mapa interactivo >>

Mujeres obesas son más propensas a padecer cáncer de mama, según estudio

Mujeres obesas son más propensas a padecer cáncer de mama, según estudio
Mujeres obesas son más propensas a padecer cáncer de mama, según estudio

 

OBESASREDACCIÓN INTERNACIONAL.- Según las investigaciones realizadas por un equipo de científicos internacional, las mujeres obesas son más propensas a padecer cáncer de mama, pues la grasa facilita la expansión de células madres cancerígenas.

El trabajo, presentado en la revista Cancer Research, afirma que concretamente es la grasa peritumoral, la que rodea los tumores, la que ayuda a estas células madre cancerosas a expandirse.

En este punto debemos saber que, de igual modo que las células madre cancerígenas son las responsables del inicio del cáncer, también lo son de su crecimiento y, por lo tanto, de la metástasis que puede producirse en sitios diferentes al inicial.

Las células madre cancerígenas

Las células madre cancerígenas se encuentran en muy bajo número en los tumores si lo comparamos con las células cancerígenas más comunes. Lo que ocurre es que estas células son resistentes al tratamiento convencional de quimioterapia y radioterapia.

Por este motivo, personas que al principio responden de manera adecuada al tratamiento inicial recaen al cabo del tiempo, pues esas células madre cancerígenas no han podido ser destruidas por el tratamiento que se les ha administrado.

No obstante, equipos de investigación como el que ha liderado este estudio están trabajando en terapias avanzadas que garanticen la diferenciación y examinen la regeneración de los distintos tipos de cáncer con el objeto de ser cada vez más específicos en su tratamiento.

El cáncer de mama es más agresivo con las mujeres obesas

Según los datos de este estudio, las mujeres obesas tienen un gran riesgo de padecer cáncer de mama en etapas posteriores a la menopausia, dándose además peor evolución en estos casos.

No obstante, aunque se conocen gran parte de los factores de riesgo, los mecanismos por los cuales se desarrolla y evoluciona el cáncer de mama aún no están demasiado claros.

Para el desarrollo de esta investigación en ratones se usó un cultivo conjunto de adipocitos y células de cáncer de mama de los mismos pacientes. En este punto se pretendía examinar la agresividad del tumor, la capacidad de invasión local y la metástasis.

Lo resultante de este análisis indicó que la invasión del cáncer de mama entre las células tumorales y las células de grasa cercanas al tumor inducía una gran secreción de citocinas.

Pero, ¿qué son y qué hacen las citocinas en este caso?

Las citocinas son proteínas que regular la función de las células que las producen.

En este caso, parece que las citocinas dan lugar a una mayor expansión de células madre cancerígenas altamente metastásicas.

Concretamente, en declaraciones de Juan Antonio Marchal Corrales, catedrático del estudio:

“El cultivo prolongado de células tumorales con los adipocitos inmaduros, o con estas citocinas, aumentó la proporción de CMC, que tenían una capacidad de formar nuevos tumores, un incremento de células tumorales circulantes en sangre y un mayor potencial metastásico tras su implantación en ratones.

Por último, encontramos que fármacos inhibidores de la proteína cinasa SRC disminuyen la producción de citocinas y de las CMC”.

La prevención del cáncer de mama

Como podemos derivar de este hallazgo, la prevención del cáncer de mama encuentra un filón más para llevarse a cabo.

Concretamente, este estudio ayudará a desarrollar fármacos inhibidores de la proteína cinasa SRC en el tratamiento de estos cánceres, así como a fomentar aún más el descenso de peso en la población obesa.

Así, el cómputo de los estudios recientes parece demostrar que el riesgo de cáncer de mama puede reducirse realizando ejercicio físico de forma regular (4 horas a la semana), evitando el sobrepeso y la obesidad tras la menopausia y regulando el consumo de alcohol.

Al parecer también se tiene constancia a partir de estudios epidemiológicos de que el uso de tratamientos hormonales sustitutivos durante la menopausia se asocia a un mayor riesgo de padecer este tipo de cáncer.

Por lo tanto, se recomienda evitar el tratamiento hormonal sustitutivo tras la menopausia.

Asimismo, si existe historia familiar de cáncer de mama, es aconsejable que se pida consulta en un médico para realizar un estudio genético con el fin de valorar si este historial está asociado a la mutación genética BRAC1 y BRAC2.

Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *