Los incidentes violentos comenzaron después de que unas 4.000 personas, según la Guardia Urbana de Barcelona, se manifestasen en la capital catalana para pedir la libertad del rapero Pablo Hasel, condenado a prisión por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona, además de reivindicaciones políticas y sociales, convocadas por entidades catalanas de izquierda e independentistas.

BARCELONA.- Las fuerzas del orden detuvieron la noche pasada a 14 personas en los graves disturbios de la ciudad española de Barcelona (noreste), en los que seis agentes resultaron heridos de levedad, informaron este domingo la Policía regional de Cataluña y los servicios de emergencia.


Los incidentes violentos comenzaron después de que unas 4.000 personas, según la Guardia Urbana de Barcelona, se manifestasen en la capital catalana para pedir la libertad del rapero Pablo Hasel, condenado a prisión por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona, además de reivindicaciones políticas y sociales, convocadas por entidades catalanas de izquierda e independentistas.


Cerca de 140 personas fueron detenidas en varias noches de altercados en Cataluña desde el martes 16 de febrero, cuando el cantante fue detenido y encarcelado.


Los más violentos intentaron quemar este sábado un furgón de la Guardia Urbana con un agente dentro, que pudo salir del vehículo; incendiaron un cuartel de este cuerpo policial, saquearon tiendas, vandalizaron oficinas bancarias y ocasionaron daños a un hotel, entre otros destrozos.


Los agentes detectaron a varias personas que pretendían entrar en la zona de los disturbios con piedras, aguarrás, material pirotécnico y botes de pintura.


La Policía comprobó que los incidentes fueron provocados por grupos organizados de entre 15 y 20 encapuchados, que utilizaban material pirotécnico y gasolina para quemar entidades bancarias, otros establecimientos y el vehículo policial. Otros se dedicaban al pillaje, mientras algunos levantaba barricadas y quemaban contenedores de basura para impedir la intervención de las fuerzas de seguridad.


"INACEPTABLES LOS ACTOS DE VANDALISMO"


El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, apoyó a los cuerpos policiales y calificó de "inaceptables los actos de vandalismo y violencia", que fueron condenados por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y rechazados por las autoridades regionales de Cataluña.


Hasel fue condenado a nueve meses de prisión, seis años de inhabilitación para ejercer cargo público y al pago de casi 30.000 euros de multa por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias contra la Corona y las instituciones del Estado español.


La Audiencia Nacional desestimó en días pasados el último recurso de Hasel para evitar su ingreso en prisión. El tribunal argumentó que suspender la ejecución de la condena sería "totalmente carente de justificación" y "absolutamente discriminador respecto de otros delincuentes", teniendo en cuenta su "historial delictivo".


Entre otras sentencias, rapero había sido condenado anteriormente (2014) a dos años de cárcel por enaltecer en sus canciones el terrorismo de ETA, los Grapo, Terra Lliure o Al Qaeda, aunque la Audiencia Nacional decidió en 2019 dejarla en suspenso.


Recientemente, se confirmó otra condena de dos años y medio de cárcel por amenazar a un testigo de un juicio.