El Gobierno francés anunció este lunes que ha adquirido nuevo equipamiento por más de 11 millones de euros para reforzar la seguridad en la zona.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La Policía francesa desmanteló la semana pasada una red dedicada al tráfico de inmigrantes en el Canal de la Mancha, entre el norte de Francia y el Reino Unido, que se ha saldado con la detención de quince personas, indicaron fuentes policiales a EFE este martes.

Los traficantes organizaban unas cuatro salidas al mes, con lo que podían ingresar hasta tres millones de euros de beneficios anuales.

Cerca de un centenar de policías participaban desde hace un año en esta investigación en la que los quince detenidos han resultado imputados por asociación de malhechores y tráfico de migrantes en banda organizada, precisaron las fuentes, confirmando una información de Le Figaro.

Los detenidos, entre los que había kurdo-iraquíes, rumanos, paquistaníes y vietnamitas, organizaban la llegada de migrantes en ocasiones desde sus países de origen y también reclutaban refugiados en los campamentos de la costa norte, entre Calais y Dunkerque, haciéndoles pagar hasta 6.000 euros por atravesar el Canal en barca.

La banda mafiosa recurría a lanchas tipo Zodiac procedentes de China, que llegaban en contenedores tras pasar por Turquía y Alemania, capaces de llevar entre 40 y 60 personas.

La brigada regional de la Oficina Central para la Represión de la Inmigración Irregular y el Empleo de Extrajeros (OCRIEST, por sus siglas en francés) requisó hasta 100.000 euros en efectivo así como documentos falsos en la intervención, que tuvo lugar el pasado martes.

La primera pista sobre esta mafia, que se había hecho fuerte en los últimos meses, fue una red vietnamita que trataba de ponerse en contacto con posibles demandantes de asilo originarios de Asia. Los 6.000 euros cubrían el viaje desde su país de origen pasando por Alemania y París, antes de ser enviados al litoral de La Mancha.

"El dinero, bloqueado por bancos ocultos tipo Hawala (un sistema de transferencia informal de fondos), solo se transfería una vez que se realizaba la travesía", asegura en Le Figaro uno de los investigadores.

El Gobierno francés anunció este lunes que ha adquirido nuevo equipamiento por más de 11 millones de euros para reforzar la seguridad en la zona, entre ellos vehículos, lanchas, material de visión nocturna y otras herramientas.

Según las autoridades francesas, en los diez primeros meses de este año intentaron atravesar clandestinamente el Canal de la Mancha por vía marítima para llegar al Reino Unido 24.655 personas, cuando en todo 2020 habían sido 9.551.