Un antiguo monje budista fue condenado hoy en Tailandia a 16 años de prisión por el secuestro y violación de una menor de 13 años a la que dejó embarazada cuando él era religioso, informaron fuentes judiciales.

Bangkok.- Un antiguo monje budista fue condenado hoy en Tailandia a 16 años de prisión por el secuestro y violación de una menor de 13 años a la que dejó embarazada cuando él era religioso, informaron fuentes judiciales.

Wirapol Sukphol, que se declaró inocente, fue sentenciado a sendas penas de 8 años de prisión por el secuestro y el abuso sexual de la menor entre enero del 2000 y mediados del año siguiente, confirmó a Efe una fuente del tribunal penal de Bangkok.

La víctima, que dio a luz, afirmó tras el juicio que denunciará al exmonje ante un tribunal civil para recibir una compensación económica, según el portal Khaosod.

El antiguo monje, de 39 años y conocido como Nen Kham durante su etapa como religioso, estafó entre 2009 y 2013 unos 28 millones de bat (844.000 dólares o 727.000 euros) a través de donaciones para la construcción de varios proyectos religiosos.

No obstante, el condenado usó el dinero para comprar lujosos coches, bolsos de marca y sufragarse viajes en jet privado.

Una serie de fotografías filtradas en las redes sociales llevaron a Wirapol a huir en 2013 a Estados Unidos, donde fundó un monasterio en Baja California.

En 2017, la justicia estadounidense aceptó la petición de extradición a Tailandia para afrontar los cargos que le eran imputados y ese mismo año fue expulsado del monacato.

El pasado agosto, fue condenado a 114 años de cárcel por fraude, lavado de dinero y estafa, pena que fue reducida a 20 años debido al tope marcado por la ley en un mismo proceso.

Tras esta segunda sentencia por secuestro y violación, deberá cumplir un total de 36 años entres rejas.