La operación Taranis incluyó once detenciones en Francia, cuatro en España y otras cuatro en Paraguay, tras más de una decena de registros en estos países, según un comunicado de la Policía.

MADRID.- Una operación policial entre España, Francia y Paraguay desarticuló una organización criminal, integrada por un clan familiar, acusada de obligar a prostituirse a mujeres, en su mayoría paraguayas, con 19 detenidos, informó este jueves la Policía española.

La operación Taranis incluyó once detenciones en Francia, cuatro en España y otras cuatro en Paraguay, tras más de una decena de registros en estos países, según un comunicado de la Policía.

Los policías intervinieron en estos registros más de 30.000 euros (unos 34.000 dólares), varias armas, incluída una pistola, sustancias estupefacientes, material informático, más de treinta teléfonos móviles, joyas, varios vehículos y diversa documentación.

La organización estaba compuesta por un clan familiar, aunque también recibía colaboración de terceros, establecido en Paraguay, España y Francia, indicó la Policía.

El clan captaba mujeres, en su mayoría procedentes de Paraguay, y desde España gestionaba, a través de internet y de llamadas telefónicas, las solicitudes de servicios sexuales que se anunciaban en Francia, como si se tratara de un centro de atención al cliente.

El dinero obtenido era enviado desde España a Paraguay, más de 200.000 euros (unos 226.620 dólares) entre 2016 y 2020, de acuerdo a la nota.

La organización realizaba trámites administrativos para obtener documentos de identidad para las víctimas, con el objetivo de prolongar su estancia en Francia para prostituirlas.

En España residían varios de los detenidos, quienes tenían funciones como el alquiler de domicilios en Francia donde se cometía la explotación sexual y el traslado de las víctimas desde España, detalló la Policía.