Redacción internacional.- Pasados 15 años pero las ausencias cada vez son más dolorosas para las familias de las víctimas del 11 de septiembre.

Es el caso de doña Ruth y don Prudencio, una  pareja de esposos que perdió a su hijo paramédico.