Cuatro de cada diez víctimas eran funcionarios públicos de elección popular, entre los cuales los concejales han sido los más afectados.

Bogotá.- A falta de un mes para que tengan lugar las elecciones legislativas en Colombia el próximo 13 de marzo, se han reportado 163 víctimas de violencia política, dentro de las que figuran 19 candidatos y políticos que han sido asesinados, según reportó este domingo la Fundación Paz y Reconciliación (Pares).

Se trata de un recuento realizado desde el 13 de marzo de 2021 hasta este domingo, cuando comienza la cuenta regresiva para las elecciones de renovación del Senado y la Cámara de Representantes, en el que se han contabilizado 124 hechos de violencia contra 163 personas, en los que la mayoría (144) son amenazas, pero figuran esos 19 homicidios.

Se trata, no obstante, de una cifra inferior a la de las elecciones departamentales y municipales de 2019, cuando Pares reportó 230 víctimas en 177 hechos, de las cuales tres de cada diez eran personas pertenecientes a la oposición del Gobierno nacional.

La Fundación reporta que hay "una dinámica sostenida de incrementos de la violencia desde septiembre de 2021, siendo los últimos 5 meses los más violentos en lo que va del monitoreo realizado", aunque diciembre y enero no fueron los meses más violentos.

Sin embargo, en estos dos últimos meses "algunos hechos fueron mucho más graves que los presentados hasta noviembre de 2021", como por ejemplo un incendio provocado en la casa del alcalde de El Charco, municipio del departamento de Nariño (suroeste), el pasado 4 de febrero, o el hallazgo de un aparato explosivo -que no llegó a detonar- en una casa usada para eventos del partido Comunes en Bogotá, la formación surgida de excombatientes de las FARC.

También hubodos atentados a diputados del Chocó, departamento en el norte del Pacífico colombiano, donde lanzaron explosivos a sus casas el 7 y 9 de enero, y todos los miembros de la asamblea de esta provincia fueron amenazados en panfletos.

PERFIL DE LAS VÍCTIMAS

Cuatro de cada diez víctimas eran funcionarios públicos de elección popular, entre los cuales los concejales han sido los más afectados, con 19 casos, seguidos de alcaldes (15), diputados (13), senadores (11) y gobernadores (7).

El segundo perfil más victimizado fue el de miembros de partidos políticos (con 14 casos) y periodistas (13), y luego vienen los candidatos a Cámara y Senado.

La mayoría de personas amenazadas o asesinadas (51) son miembros del partido de gobierno local o nacional, mientras que hubo 39 víctimas de partidos de oposición, siendo la izquierdista Colombia Humana -liderada a nivel nacional por Gustavo Petro- la formación con más víctimas, seguida del Partido Conservador y Alianza Verde.

POLÍTICAS CLIENTELARES

En el 70 % de los casos de violencia política reportados por Pares no ha sido posible esclarecer qué grupo o persona está detrás de los incidentes.

Pero en el otro 30 %, los grupos que han surgido tras la extinción de la guerrilla de las FARC son los principales culpables, seguido por los paramilitares como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia o Clan del Golfo.

"En Colombia, la violencia electoral está atada no solo a las dinámicas locales de conflicto armado y criminalidad, sino también a las dinámicas políticas clientelares y corruptas", alerta Pares en su cuarto informe sobre Violencia y Dinámica Electoral.

De esa forma, "existen sofisticados mecanismos de corrupción" entre clanes políticos y grupos al margen de la ley -herederos de la parapolítica- que "canalizan todas las formas de corrupción para mover maquinarias clientelares multimillonarias en sus regiones".

RIESGOS EN LOS CURULES DE PAZ

En las elecciones del 13 de marzo, las zonas más afectadas por el conflicto podrán elegir por primera vez a sus representantes, que a su vez son víctimas del conflicto, en las llamadas curules de paz.

Sin embargo, esta elección también está manchada de riesgos, debido a que siguen siendo zonas afectadas por el conflicto en muchas ocasiones donde sigue habiendo estructuras armadas ilegales, economía ilegal y "cooptación democrática de clanes políticos".

En las 16 circunscripciones de paz hay "presencia de, al menos, 33 Clanes y que entre estos hay indicios de 7 que estarían buscando cooptar las candidaturas" de las curules de paz, alertó Pares.