En este momento, 400.000 personas, la mitad niños y niñas, intentan huir de Afganistán, según reveló hoy UNICEF Italia.

ROMA.- Las unidades de cuidados intensivos del Hospital Quirúrgico para Heridos de Guerra de Kabul se han llenado en los tres últimos días, informó hoy el coordinador médico del centro gestionado por la ONG italiana Emergency, Alberto Zanin, en una rueda de prensa virtual.

"En este momento admitimos solo a pacientes en condiciones muy críticas, en verdadero estado de 'shock' y con heridas potencialmente mortales", explicó Zanin, quien apuntó que el hospital alberga a 99 enfermos y cuenta con apenas 14 camas libres, tras haber ingresado a 66 pacientes de las 175 personas que han llegado solicitando ayuda médica desde el domingo.

Algunas personas presentaban heridas de bala, incluidas las 9 que llegaron ya muertas al centro y de las cuales 4 habían estado en el aeropuerto para intentar huir de la capital afgana.

En este momento, 400.000 personas, la mitad niños y niñas, intentan huir de Afganistán, según reveló hoy UNICEF Italia.

"Durante la noche hemos oído numerosas ráfagas de kalashnikovs, ninguna explosión, pero sí ráfagas de disparos cerca", narró el médico, que destacó que hay "mucho menos tráfico y muchas menos personas por la calle" que ayer.

Cerca del hospital hay un puesto de control de talibanes armados, pero Emergency no ha registrado ningún herido procedente de dicho lugar.

Zanin aseguró que su trabajo no se ha visto amenazado tras la toma de Kabul por parte de los talibanes. "Tenemos el contacto del nuevo responsable de Sanidad de la ciudad, con quien intentaremos concertar una reunión en los próximos días", expuso sobre la relación con el nuevo Gobierno.

Dentro de los cambios previsibles tras la llegada del grupo integrista al poder, uno de los que más preocupación suscita es la reducción de los derechos de las mujeres afganas.

De momento, en Emergency no han notado cambios en este sentido, ni en los pacientes a los que asisten -alrededor del 70 % son hombres, por un 30 % de mujeres, unas cifras normales, según Zanin- ni en el desarrollo de su trabajo.

"Se ven mujeres por la calle, como antes. Gran parte de nuestro equipo es femenino porque la organización siempre ha decidido establecer cuotas. Vienen a trabajar de forma normal, como antes, y muchas de ellas ocupan puestos de mucha responsabilidad. Muchas son anestesistas en nuestro quirófano", sostuvo Zanin.