La comunidad haitiana en Puerto Rico está planificando un acto ecuménico este fin de semana para darle sepultura a las 11 mujeres fallecidas junto a familiares que están por venir a la isla

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Entre las 11 personas fallecidas tras el naufragio del pasado jueves cerca de la Isla Desecheo, cercano a Puerto Rico, dos eran adolescentes haitianas de 15 y 16 años, confirmó el líder Leonard Prophil luego de identificar tres de los cuerpos en el Instituto de Ciencias Forenses (ICF).

“Eran su mayoría jóvenes… de 20, 23, 25, 27, 28 años. Solo una tenía 52 años. Había dos adolescentes, una de 15 y otra de 16. Es muy fuerte”, informó Prophil.

Después de que familiares enviaran fotografías de las que entendían podrían ser las víctimas, Prophil fue esta mañana al ICF ha identificar los cuerpos.

El líder haitiano, que se destaca por ayudar y traducirles a losinmigrantes haitianos que llegan a Puerto Rico, expresó que las familias están devastadas con la noticia.

Contó que la mujer de 52 años había vendido su carro y había hecho un préstamo “con la idea de que cuando llegara aquí (Puerto Rico), podía trabajar y devolver el dinero”.

De acuerdo con la información que ha recibido de familiares en Haití y Estados Unidos, unas 72 personas iban en esa embarcación, de la que la Guardia Costanera rescató a 38 sobrevivientes y 11 cuerpos sin vida.

La comunidad haitiana en Puerto Rico está planificando un acto ecuménico este fin de semana para darle sepultura a las 11 mujeres fallecidas junto a familiares que están por venir a la isla, porque residen en Estados Unidos, su mayoría en Miami.

Indicó que aún no han recibido a ninguno de los sobrevivientes porque la investigación sobre el capitán del barco continúa abierta y “no los han soltado todavía”. “Ha sido muy diferente a otras veces que nos los dan rápido”, agregó.

Fermín Montilla, el capitán de la yola que naufragó el pasado jueves, enfrenta cargos por tráfico de inmigrantes con resultado mortal. Si Montilla, residente de República Dominicana, es declarado culpable, enfrentaría una condena de condena perpetua, entre otras penas.