La aerolínea holandesa KLM decidió este miércoles suspender sus vuelos a las ciudades chinas de Chengdu, Hangzhou y Xiamen hasta el próximo 29 de febrero debido a la crisis del coronavirus, aunque mantiene siete viajes por semana a Pekín y otros siete a Shanghái.

HOLANDA.- La aerolínea holandesa KLM decidió este miércoles suspender sus vuelos a las ciudades chinas de Chengdu, Hangzhou y Xiamen hasta el próximo 29 de febrero debido a la crisis del coronavirus, aunque mantiene siete viajes por semana a Pekín y otros siete a Shanghái.

Según un comunicado de la compañía, aunque no suspende todas sus operaciones a China, KLM considera necesario adaptar la totalidad de los vuelos "en previsión de la disminución de las reservas" debido al brote de coronavirus en el país asiático, que ya se ha cobrado la vida de al menos 132 personas.

Se suspenden todos los vuelos directos a Chengdu, Hangzhou y Xiamen, mientras que los viajes semanales previstos a Shanghái pasan de los actuales 11 a un total de 7, y los de Pekín se mantienen en los habituales siete semanales.

La mayoría de los ajustes entran en vigor a partir de mañana jueves, a excepción de la suspensión de los vuelos a Xiamen, que se aplicará a partir del 31 de enero.

Después de una reunión de emergencia con las autoridades locales, la compañía había decidido la mañana de este miércoles mantener todos sus vuelos y no seguir los pasos de su competidor, British Airways, que había anunciado horas antes la cancelación de los viajes programados a China por temores a contagios ante el brote de coronavirus.

Por su parte, el grupo de aerolíneas Lufthansa ha cancelado hoy todos sus vuelos a China y desde China hasta el 9 de febrero.

La organización que reúne a todas las agencias de viaje de los Países Bajos les pidió hoy que cancelen sus viajes a China hasta al menos el 29 de febrero "para excluir cualquier riesgo", y las agencias siguieron las recomendaciones, algunas ampliando la suspensión de los viajes grupales incluso hasta marzo.

Foto: Fuente externa