Filipinas, que es golpeada cada año por entre 15 y 20 ciclones, está clasificada entre las naciones más vulnerables a los impactos del cambio climático.

Manila.- Al menos diez personas han fallecido y dos permanecen desaparecidas a raíz de las fuertes lluvias y las inundaciones que asolan varias regiones del este y el sur de Filipinas desde el lunes, informó este jueves la agencia para desastres naturales.

En su última actualización, el equipo nacional de emergencias indicó también que más de 8.000 personas permanecen desplazadas de sus hogares en distintos centros de evacuación debido al temporal, que afecta a más de 430,000 habitantes en varios puntos del país.

Las áreas más perjudicadas por las lluvias son la isla de Samar -donde han fallecido dos personas, desconociéndose dónde perecieron las ocho restantes- y Mindanao, en el este y el sur del archipiélago, con las precipitaciones provocando inundaciones y corrimientos de tierra.

Según indicó este jueves la agencia meteorológica estatal (PAGASA), las lluvias persistirán en las próximas horas y posiblemente se extenderán hasta el fin de semana en Mindanao y gran parte de la región central de Visayas, pero es poco probable que la borrasca se transforme en una tormenta tropical.

Filipinas, que es golpeada cada año por entre 15 y 20 ciclones, está clasificada entre las naciones más vulnerables a los impactos del cambio climático.

Los expertos de las agencias internacionales apuntan al chabolismo como el principal factor del gran número de muertes que causan en el país los desastres naturales y que evidencian el mal estado de las infraestructuras.