Un primer ataque ocurrió en la aldea de Chicuaia Velha, distrito de Nangade, en la provincia de Cabo Delgado, donde asesinaron a nueve civiles, incluidos mujeres y niños, y prendieron fuego a más de cuarenta casas.

MAPUTO.- Al menos 11 personas murieron anoche en el norte de Mozambique en ataques atribuidos a la organización yihadista Al Shabab, que no guarda relación con el grupo homónimo somalí, informaron hoy a Efe residentes locales.

Un primer ataque ocurrió en la aldea de Chicuaia Velha, distrito de Nangade, en la provincia de Cabo Delgado, donde asesinaron a nueve civiles, incluidos mujeres y niños, y prendieron fuego a más de cuarenta casas.

También el jueves por la noche y en la misma provincia, los atacantes acabaron con la vida de un adulto en la localidad de Lukwamba y otro ciudadano corrió la misma suerte en el pueblo de Litingina.

Residentes locales aseguraron a Efe por teléfono que los yihadistas usaron espadas y cuchillos para atacar a sus víctimas.

Las autoridades administrativas y policiales de la zona rechazaron confirmar a Efe los ataques, pero tampoco los desmintieron.

Los últimos ataques acaecieron mientras en la provincia de Cabo Delgado se dictan juicios contra 189 personas acusadas de ser integrantes de este Al Shabaab mozambiqueño.

Desde octubre de 2017, los yihadistas han protagonizado ataques a civiles y militares con más de cien muertos en el norte de Mozambique, donde se localizan importantes yacimientos de gas natural y petróleo con concesiones a multinacionales.

Aunque, al igual que su homónimo somalí, el Al Shabab mozambiqueño dice defender la ideología islámica, un estudio académico publicado este año asegura que busca causar inestabilidad en Mozambique y permitir que siga el comercio ilegal de madera, marfil y rubíes, que reporta millones de dólares anuales.