La precariedad de las carreteras, el mal estado de los vehículos, el exceso de pasajeros y la conducción imprudente son las causas más frecuentes de los accidentes de tráfico en este país.

Katmandú.- Al menos 12 personas murieron y varias resultaron heridas este domingo después de que un autobús se saliera de una carretera de montaña en el oeste de Nepal y se precipitase a un río.

"Hasta ahora se ha informado de la muerte de 12 personas: seis murieron en el lugar de los hechos y otras seis sucumbieron a sus heridas de camino al hospital", informó a Efe el superintendente adjunto de la Policía de Salyan, distrito desde donde se inició el trayecto, Govinda Thapa.

El agente agregó que diecisiete personas resultaron gravemente heridas, mientras que otras diez sufrieron heridas leves, por lo que "el balance de víctimas mortales podría aumentar" en las próximas horas.

Más de 40 pasajeros viajaban a bordo del autobús, que se dirigía de Salyan a Tulsipur, ciudad ubicada en el distrito occidental de Dang, cuando perdió el control y se precipitó a un río cerca del municipio rural de Kapurkot, indicó Thapa.

La mayoría de los viajeros regresaban a sus hogares tras las celebraciones de Tihar, una de las festividades hindúes más importantes en el país del Himalaya.

"Tanto los vecinos de la zona como el personal de la Policía están actualmente trabajando en las labores de rescate", concluyó el agente.

La precariedad de las carreteras, el mal estado de los vehículos, el exceso de pasajeros y la conducción imprudente son las causas más frecuentes de los accidentes de tráfico en este país.

Según datos de la Policía nepalí, en el año fiscal 2015-2016 (del 16 de julio de 2015 al 15 de julio de 2016) se produjeron unos 10.000 accidentes de tráfico en Nepal, en los que murieron alrededor de 2.000 personas y 13.000 resultaron heridas.

El último accidente de carretera que se recuerda ocurrió el pasado 12 de octubre, en el que al menos 32 personas murieron y otras 17 resultaron heridas, muchas de ellas de gravedad, después de que el autobús en el que viajaban se saliera de la carretera y se precipitase unos 300 metros en una zona montañosa en el oeste de Nepal.