Rusia ha mejorado considerablemente la seguridad en la aviación desde la década de 2000, pero los accidentes todavía son frecuentes, especialmente en zonas poco pobladas como el Extremo Oriente.

Redacción Internacional.- Al menos 16 personas han muerto este domingo al estrellarse un avión que transportaba a paracaidistas civiles en el centro de Rusia, según ha informado el Ministerio de Situaciones de Emergencia.

El avión, fabricado en la República Checa y de tipo L-410, se estrelló a las 09H23 (06H23 GMT) en la república de Tartaristán, con 22 personas a bordo. Se partió en dos por el impacto, según imágenes transmitidas por el ministerio.

Los seis supervivientes fueron hospitalizados y uno de ellos se encuentra «en estado grave», señaló la agencia RIA Novosti, que cita a una fuente del ministerio de Salud local.

Según la agencia de prensa Interfax, el avión pertenecía a un club local de la organización paramilitar DOSAAF, una sociedad de asistencia al ejército, la aviación y la marina.

Rusia ha mejorado considerablemente la seguridad en la aviación desde la década de 2000, pero los accidentes todavía son frecuentes, especialmente en zonas poco pobladas como el Extremo Oriente.

 

Fuente: ABC.es