El Ministerio de Sanidad de Gaza ha informado de estos 20 "mártires" cuya muerte ha sido certificada en el hospital de Beit Hanún, en el norte de la Franja de Gaza.

SANTO DOMINGO.- Al menos 20 palestinos, incluidos nueve menores de edad, han muerto en bombardeos de la aviación israelí sobre la Franja de Gaza en represalia por el lanzamiento de cohetes desde este enclave palestino con dirección a Jerusalén. Además hay 65 heridos.

El Ministerio de Sanidad de Gaza ha informado de estos 20 "mártires" cuya muerte ha sido certificada en el hospital de Beit Hanún, en el norte de la Franja de Gaza.

Varios portales de noticias palestinos han publicado imágenes de los cuerpos sin vida de dos menores cuya autenticidad no ha podido ser confirmada.

Tras trascender la noticia, fuentes militares israelíes han achacado la explosión que ha matado a los niños a un lanzamiento fallido de un cohete por parte de las milicias palestinas. El cohete iba a ser lanzado hacia territorio israelí pero "salió mal", según un responsable militar israelí citado por la televisión israelí.

Además, el Ejército israelí ha publicado un vídeo en el que asegura que se puede ver uno de los últimos bombardeos y cómo el proyectil impacta contra tres miembros de Hamás que estarían lanzando cohetes. En total, el Ejército israelí ha informado de ocho milicianos de Hamás atacados cuando estaban lanzando cohetes.

Israel ha bombardeado la Franja de Gaza en respuesta al lanzamiento de hasta siete proyectiles desde este enclave con dirección Jerusalén, epicentro de una oleada de protestas que ha provocado graves disturbios entre manifestantes palestinos y la Policía israelí. Solo este lunes se ha informado de al menos 395 palestinos heridos en los enfrentamientos.

"ALERTA ROJA. Sirenas activadas en Jerusalén y Beit Shemesh", ha publicado el Ejército israelí en su cuenta en Twitter.

Según el diario 'The Times of Israel', han sido siete los cohetes lanzados desde la Franja de Gaza y uno de ellos habría sido interceptado por las defensas antiaéreas. El resto ha caído en zonas abiertas y por el momento no hay información sobre personas heridas.

Los cohetes han caído en otras zonas más cercanas a la Franja de Gaza, aunque también han sonado las sirenas en ciudades como Tel Aviv, donde incluso se han abierto los refugios antiaéreos.

La represalia israelí habría sido aprobada por el Gabinete de Seguridad, el núcleo duro del Consejo de Ministros del Gobierno israelí, que habría ordenado así un "bombardeo aéreo masivo" sobre Gaza, informa el diario israelí 'Yedioth Aharonoth' en su edición digital.

"Hamás debe recibir un duro golpe y aún así, todo el mundo comprende nuestras limitaciones. No queremos guerras largas", ha explicado una fuente consultada por el periódico, que espera que las hostilidades cesen en dos o tres días.

Un portavoz militar israelí, Hidai Zilberman, ha explicitado que "en los próximos días Hamás sentirá el largo brazo del Ejército". "No serán unos minutos, sino unos días", ha advertido. Zilberman no ha descartado una incursión terrestre en Gaza. "Todo está sobre la mesa", ha asegurado.

El propio primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha comparecido para advertir de que Israel responderá "con gran fuerza" a los ataques con cohetes desde Gaza. "No vamos a tolerar los ataques contra nuestro territorio, nuestra capital, nuestros ciudadanos o nuestros soldados", ha afirmado.

Para Netanyahu, "los grupos terroristas de Gaza han cruzado una línea roja en vísperas del Día de Jerusalén y nos han atacado con cohetes, a las afueras de Jerusalén", ha indicado. "Quienes nos ataquen pagarán un alto precio", ha señalado, al tiempo que ha destacado que Israel no busca una escalada.

Esta escalada se produce después de las advertencias del grupo palestino Hamás, que controla la Franja de Gaza, que ha amenazado a Israel por la represión de las protestas de los palestinos en Jerusalén Este.

La escalada en Gaza está íntimamente relacionada con las protestas de los palestinos en Jerusalén Este, donde precisamente este lunes el sionismo celebraba el aniversario de la toma de esta parte de la ciudad en la Guerra de los Seis Días de 1967.

Durante los disturbios de la jornada han resultado heridos al menos 395 palestinos, según la Media Luna Roja Palestina. De ellos, 258 han tenido que ser hospitalizados y siete de ellos tienen pronóstico crítico.

Entre los heridos hay sanitarios de la Media Luna Roja Palestina que trabajaban ayudando a los heridos, según la propia organización. "Continúan atacando a los equipos médicos de la MLR Palestina en Jerusalén. No soy un objetivo", ha publicado el organismo en su cuenta en Twitter junto a una imagen de un sanitario herido.

"Hay personas heridas en la cabeza por el impacto de balas de goma", ha explicado un portavoz del a Media Luna Roja Palestina. Además, la Policía ha informado de 21 agentes heridos, uno de los cuales ha sido hospitalizado.

Los enfrentamientos comenzaron a primera hora de la mañana. La Policía ha denunciado el lanzamiento de piedras desde la Explanada de las Mezquitas, tercer lugar sagrado para la religión musulmana, mientras que los palestinos han señalado a los agentes por disparar granadas aturdidoras contra los manifestantes. Los enfrentamientos han terminado tras la retirada de la Policía de la zona de la Puerta de Damasco.

Tras horas de relativa calma, los disturbios han estallado en la tarde del lunes por la visita del líder del Partido Sionista Religioso, Bezalel Smotrich, al barrio de Sheij Jarrá acompañado de otros diputados de su formación y cientos de simpatizantes ultraderechistas aprovechando la celebración del Día de Jerusalén, que conmemora la toma de Jerusalén Este durante la Guerra de los Seis Días de 1967.

Smotrich ha criticado la "suave" respuesta de las fuerzas de seguridad israelíes a las "violencia" árabe y ha criticado los contactos de partidos israelíes con la Lista Conjunta, una coalición árabe-israelí clave para la posible formación de gobierno en Israel.

"Las palabras dulces a los simpatizantes de los terroristas han tenido como consecuencia una ola de terrorismo que ha azotado el Estado de Israel", ha reprochado, al tiempo que ha defendido la formación de un gobierno "estable" para afrontar la crisis.

Precisamente este lunes, la Lista Conjunta ha anunciado la suspensión de sus contactos políticos con otros partidos de la oposición israelí para formar un gobierno para desplazar al primer ministro, Benjamin Netanyahu, del poder.

La coalición, que cuenta con cuatro escaños en la Knesset o Parlamento israelí, está considerada clave para el intento del denominado Bloque del Cambio de desalojar a Netanyahu del poder. Este lunes, como gesto de solidaridad, los cuatro diputados de la Lista Conjunta se han reunido en el barrio de Sheij Jarrá.

Mientras, la Policía israelí ha informado de que finalmente no permitiría la presencia de israelíes en la Explanada de las Mezquitas en el Día de Jerusalén para evitar "provocaciones". "Seguirá habiendo libertad de culto, pero no vamos a permitir ninguna perturbación", ha advertido el comisario jefe de la Policía israelí, Kobi Shabtai.

Fuente: Infobae