Muerto (Fuente externa)

BEIRUT, Líbano .- Al menos 23 personas murieron este jueves en los choques entre combatientes del grupo radical Estado Islámico (EI) y miembros de las Unidades de Protección del Pueblo kurdo en las inmediaciones de la ciudad siria de Kobani, fronteriza con Turquía, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Dieciséis militantes del EI perdieron la vida en el pueblo de Qara al Helinch, en los alrededores de Kobani, tras ser atacados por sus oponentes desde una colina próxima.

Asimismo, siete milicianos kurdos sirios fallecieron en los enfrentamientos que transcurren al sureste de la urbe.

En esa zona, los choques tienen lugar a unos cientos de metros de la entrada de Kobani, señaló a Efe por teléfono el presidente del Organismo Autónomo de Defensa y Protección de esta población, Esmat Sheij Hasan.

El EI ha llegado hasta las puertas de Kobani, pese a que en los últimos días los extremistas han sido objetivo de los bombardeos aéreos de la coalición internacional liderada por EEUU.

Hasan indicó que los aviones internacionales atacaron hoy posiciones del EI al sureste de Kobani, "pero solo han alcanzado a algunos combatientes".

La ofensiva de los extremistas contra Kobani, uno de los principales enclaves kurdos de Siria, comenzó el pasado día 16 y, desde entonces, los yihadistas han tomado el control de unos 350 pueblos en sus afueras.