Desde distintos sectores de la oposición criticaron la celebración por el gasto que supone en momentos en que el país sale de la recesión provocada por el coronavirus.

CHILE.- Al menos 26 personas fueron detenidas este domingo en Santiago de Chile en una protesta a las afueras del parque donde se estaba celebrando el desfile militar en el marco de las Fiestas Patrias.

Según Carabineros, un grupo de 40 personas instalaron barricadas en las inmediaciones del Parque O'Higgins y se enfrentaron con "objetos contundentes" al cuerpo policial cuando iban a ser dispersados, hiriendo a un agente.

Los incidentes tuvieron lugar minutos después del inicio de la conocida como Parada Militar, en la que participan el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea frente a las principales autoridades del país con motivo del Día de las Glorias del Ejército.

Se trata del último desfile presidido por el mandatario chileno, el conservador Sebastián Piñera, quien finalizará en marzo de 2022 su segundo mandato no consecutivo.

"Es bueno que todos los chilenos valoremos, respetemos y queramos a nuestros símbolos patrios como nuestra bandera, nuestro himno nacional y, también, nuestros héroes, nuestras tradiciones. Tenemos un gran país", indicó el presidente.

La celebración de la Parada Militar estuvo en el aire hasta inicios de esta semana y desde distintos sectores de la oposición criticaron su celebración por el gasto que supone en momentos en que el país sale de la recesión provocada por la pandemia.

"Las Fuerzas Armadas no son del Gobierno o de la oposición ni de izquierda o de derecha, son de todos los chilenos", añadió Piñera.

El desfile, que arrancó con un homenaje a los trabajadores sanitarios que han estado en primera fila de la pandemia, se celebró sin público este año debido a las restricciones sanitarias.

"Ellos han estado siempre atendiendo, en primera línea, dando todo en esta situación y también postergando a sus familias. Es por eso que en el día de hoy, en una fecha tan significativa, hacer este homenaje nos parece muy importante", indicó la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

La pandemia, que deja 1,64 millones de infectados totales y más de 37.300 muertos, está controlada desde agosto, aunque las autoridades aún mantienen el toque de queda a partir de medianoche y las fronteras cerradas para turistas.

La mejoría sostenida se produce en paralelo a una de las campañas de vacunación más exitosas del mundo que alcanza a 13,1 de los 19 millones de habitantes del país.