Foto de archivo

MOSUL, Irak.- Al menos 26 yihadistas del grupo radical Estado Islámico (EI) murieron este lunes en bombardeos aéreos de la coalición internacional y de la aviación iraquí al sur de Mosul, informó a Efe el jefe de seguridad de la provincia de Nínive, Mohamed al Bayati.

Los bombardeos fueron dirigidos contra posiciones de los extremistas en Al Qaiara, a 50 kilómetros al sur de Mosul, capital de Nínive en el norte del país, y también causaron un gran número de heridos.

Además, seis vehículos fueron destruidos por los ataques, así como tres edificios en los que se refugiaban los extremistas y que habían convertido en cuarteles militares.

El EI lanzó una ofensiva relámpago en junio pasado y se hizo con el dominio de amplias zonas del norte y centro de Irak, al tiempo que proclamó un califato en ese país y en la vecina Siria.

El pasado jueves, el EI emitió una grabación atribuida a su líder, Abu Bakr al Bagdadi, en la que anunció la expansión del califato a los países del golfo Pérsico y el norte de África, donde otras organizaciones radicales le han jurado lealtad.