Este es el más reciente ataque que tiene lugar en Kabul, que se ha venido convirtiendo en escenario frecuente de atentados con bomba en los últimos meses.

KABUL.- Al menos 4 personas murieron y otras diez resultaron heridas este viernes tras estallar un artefacto en el exterior de una mezquita de Kabul cuando los fieles salían del recinto, tras la hora del rezo habitual.

El atentado ocurrió hacia las 14.00 horas (9.30 GMT) cuando se produjo "una explosión después del rezo del viernes frente a la mezquita Wazir Mohammad Akbar Khan", dijo a Efe el portavoz del Ministerio del Interior, Abdul Nafi Takoor, que dijo no contar aún con detalles sobre el número de víctimas.

Sin embargo, la ONG italiana Emergency, que cuenta con uno de los principales hospitales de la capital, informó en Twitter que tras "la explosión cerca de la mezquita", su centro "recibió 14 víctimas, de las cuales cuatro llegaron muertas".

La mezquita Wazir Mohammad Akbar Khan está ubicada en una de las áreas más seguras de la capital afgana, y se encuentra a unos pocos cientos de metros del área que acoge varias embajadas y el palacio presidencial.

El portavoz del Gobierno talibán Ahmadullah Wasiq anotó en Twitter que la explosión ocurrió en la calle que pasa frente a la mezquita cuando los fieles salían del lugar, y que "las víctimas del incidente son ciudadanos comunes y fieles", sin aportar un número.

Las autoridades investigan las causas de la explosión.

De momento, ningún grupo armado o individuo ha reclamado la autoría del incidente.

Este es el más reciente ataque que tiene lugar en Kabul, que se ha venido convirtiendo en escenario frecuente de atentados con bomba en los últimos meses, con incidentes en zonas que fueron consideradas como áreas seguras incluso durante el periodo de guerra antes de la llegada de los talibanes al poder.

Pese al fin de la guerra tras la retirada de las tropas internacionales y la victoria de los talibanes, Afganistán ha sufrido varios de sus más sangrientos ataques desde que los islamistas ascendieron al poder hace un año.

La mayoría de estos ataques han sido autoría del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que se ha convertido en la principal amenaza para la seguridad en Afganistán y mantiene una intensa rivalidad con los talibanes.