Foto de archivo

BEIRUT.- Al menos 45 miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) han muerto en los últimos dos días por los bombardeos de la coalición internacional, liderada por EEUU, en la población kurdo siria de Kobani, en la frontera con Turquía, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Según la ONG, la alianza multinacional ha intensificado desde anteayer los ataques contra el EI en la zona, donde ha tenido como blanco veinte concentraciones de combatientes yihadistas y ha destruido cinco de sus vehículos blindados.

El EI lleva asediando Kobani desde hace tres semanas y el lunes consiguió irrumpir en la población por el este y el sur.

Tras su entrada en la localidad, la coalición aumentó los bombardeos contra los extremistas, que se han visto obligados a retroceder en algunas calles.

Sobre el terreno, los miembros del EI se enfrentan a las Unidades de Protección del Pueblo kurdo en el este y el sur de Kobani.

Los kurdos se quejan de que disponen de menos medios que los yihadistas en la batalla, que están utilizando armas pesadas y carros de combate.

El Observatorio recordó que los radicales usan también vehículos todoterreno del tipo "Humvee", de fabricación estadounidense, que han arrebatado al ejército iraquí y que han transportado a territorio sirio.

En junio, el EI proclamó un califato en Irak y Siria, donde ha conquistado partes del norte y el centro de ambos países.