BEIRUT.- Al menos 65 personas murieron este viernes en choques entre tropas del régimen de Bachar al Asad y rebeldes de distintas facciones islamistas en la provincia siria de Alepo, en el norte del país, informó esta noche el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

De esas víctimas, al menos 45 eran combatientes opositores, entre ellos miembros del Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, y veinte eran leales al régimen de Damasco, que perecieron en combates en la zona de Handarat, al norte de la localidad de Alepo.

Los soldados sirios están apoyados en estos enfrentamientos por milicianos del grupo chií Hizbulá y de las Brigadas palestinas Al Quds, en un intento de recuperar esa área tomada por los rebeldes.

Por otro lado, al menos catorce personas fallecieron, entre ellas tres menores, en dos bombardeos de la aviación gubernamental contra la población de Duma, al norte de Damasco.

Duma se encuentra en la región de Guta Oriental, el principal bastión opositor de las afueras de la capital

La cifra de muertos documentados y verificados en el conflicto armado en Siria desde marzo de 2011 hasta abril de este año es de 191.369, casi 9.000 de ellos menores de edad, según la ONU. E