El informante agregó que los cohetes fueron disparados desde una de las zonas forestales del norte de Mosul y se desconoce la autoría del ataque.

BAGDAD.- Al menos cuatro cohetes de tipo Katiusha impactaron este domingo cerca de una base militar perteneciente a Turquía en el norte de Irak, sin que hasta el momento se haya informado de víctimas ni daños materiales, informó una fuente de seguridad a Efe.

Según una fuente del cuerpo de la policía de Mosul que pidió no ser identificada, los cohetes impactaron "en las proximidades del cercado exterior de la base de Zilkan", ubicada en la ciudad de Bashiqa.

El informante agregó que los cohetes fueron disparados desde una de las zonas forestales del norte de Mosul y se desconoce la autoría del ataque.

Los ataques con cohetes contra posiciones turcas en el norte de Irak son habituales, aunque pocas veces se registran pérdidas humanas.

Turquía mantiene actualmente un reducido número de comandos militares en el norte de Irak, en una franja cercana a su frontera, para luchar contra puestos de retaguardia del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

El PKK, considerado una organización terrorista por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea, cuenta con el apoyo de algunas facciones kurdas iraquíes, pero no con el respaldo de las autoridades de la región autónoma del Kurdistán iraquí.

Irak ha pedido en varias ocasiones el fin de las incursiones turcas y ha reclamado cooperación para garantizar la seguridad en su frontera con Turquía, donde la tensión se mantiene elevada debido a la presencia de guerrilleros kurdos a los que Ankara persigue también en naciones vecinas como Siria.

El ataque de este domigo se produce el mismo día en el que el primer ministro iraquí, Mustafa al Kazemi, ha salido ileso de un intento de asesinato empleado con un dron explosivo que iba dirigido contra su residencia en Bagdad.