WASHINGTON, EE.UU.- Los residentes en Virginia, Maryland, Pensilvania y Carolina del Norte limpian esta mañana los daños que dejaron los tornados, fuertes lluvias e inundaciones que causaron heridas al menos a cuatro personas, informaron las autoridades.

Las tormentas, acompañadas por fuertes vientos y, en algunos sitios, por granizadas, trastornaron las operaciones en los aeropuertos Dulles y Reagan National, de Washington, y el de Baltimore, en Maryland.

Unos 20.000 usuarios quedaron anoche sin servicio de electricidad durante las tormentas que derribaron árboles sobre las casas y causaron inundaciones que interrumpieron el tránsito en Maryland, donde hubo cuatro heridos en el condado Harford, 95 kilómetros al nordeste de Washington.

Las tormentas interrumpieron el servicio eléctrico a unos 5.000 usuarios en Washington, y a más de 16.000 en el norte de Virginia.

Los vientos y la lluvia causaron numerosos accidentes de tránsito, incluido el vuelco de un vehículo todoterreno en la ruta interestatal I-95, que originó una larga demora en la salida al sur de Washington a la hora de mayor tránsito.

Un tornado causó daños en varias casas en Centreville, la capital del condado Queen Anne, también en Maryland y unos 100 kilómetros al este de Washington, según informaron las autoridades locales.

En el condado Prince George, de Maryland y al nordeste de Washington, las aguas desmadradas arrastraron a tres adolescentes que fueron salvados por otras personas.

Un tornado que tocó tierra en Portsmouth y continuó hasta Hampton, en Virginia, 120 kilómetros al sudeste de Washington, derribó árboles, dañó viviendas y levantó de sus remolques y volcó a varias embarcaciones en el club de yates local.

Las autoridades del condado Westmoreland, en el sudoeste de Pensilvania y unos 150 kilómetros al noroeste de washington, informaron que un tornado causó daños a viviendas y edificios comerciales.

Asimismo, la policía de Elizabeth City, en Carolina del Norte y casi 300 kilómetros al sudeste de Washington, informó de un tornado que no causó daños mayores.