El bombardeo nocturno se reanudó en la mañana de este viernes, precisó.

Odesa (Ucrania).- Al menos dos personas han muerto y seis han resultado heridos en los nuevos bombardeos nocturnos llevados a cabo por el Ejército ruso en las localidades de Severodonetsk y Rubizhne, en la región de Lugansk, en la parte oriental de Ucrania.

Los ataques han afectado a más de una veintena de edificaciones en esas poblaciones y han destruido importantes infraestructuras, según la jefatura de la administración regional de Lugansk, informó la agencia Interfax-Ukraine.

"Más de 20 edificios de apartamentos e instalaciones de infraestructura fueron destruidos en Severodonetsk y Rubizhne (Lugansk) el viernes por la noche debido a los bombardeos", dijo Serhiy Haidai, jefe de la administración estatal se esa región, cuya autoproclamada independencia ha sido reconocida por Rusia.

El responsable regional también confirmó la muerte de dos personas y que seis resultaron heridas.

El bombardeo nocturno se reanudó en la mañana de este viernes, precisó.

Además, "la artillería y los sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple del ejército ruso apuntaron a civiles en Severodonetsk y Rubizhne durante la tarde y la noche del 17 al 18 de marzo ”, dijo, por su parte, el servicio de prensa de la Administración Estatal Regional, cita la agencia local ucraniana.

Destacó que "en unas pocas semanas, los rusos han convertido estas dos ciudades acogedoras, llenas de jóvenes estudiantes, casi en ruinas. Estos monstruos abren fuego contra casas e instalaciones de soporte vital. Da la impresión de que el objetivo de los rusos es arruinar Severodonetsk, Rubizhne y nuestras otras ciudades. Hacen todo lo posible para que los residentes locales no tengan vivienda ni comunicaciones", aseveró.