IEV.- Al menos tres personas murieron en los disturbios que estallaron hoy en el centro de Kiev, aseguró Olga Bogolomets, médico que trata a los heridos en el Maidán, el bastión opositor ucraniano en el corazón de la capital.

"En el centro médico de la Casa de los Oficiales ya hay tres muertos. Murieron de heridas graves de bala en la cabeza y en el corazón. Tenemos muchos heridos, decenas de ellos graves", afirmó Bogolomets al diario digital Ukraínskaya Pravda.

Bogolomets denunció que el motivo de que esas personas fallecieran es que no recibieron a tiempo ayuda médica.

"Impiden el acceso de las ambulancias, tanto a la llegada como a la salida. La gente muere porque no se le ofrece asistencia médica a tiempo", dijo.

El diputado del principal partido opositor ucraniano, Batkivschina, Oleg Medunitsa, confirmó la muerte de tres manifestantes y el hecho de que otros siete se encuentran en estado crítico.

Por otra parte, el gobernante Partido de las Regiones (PR) indicó en un comunicado que una persona habría fallecido en el asalto por los manifestantes a la sede de la formación liderada por el presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich.

"Cuando la gente que trabajaba en el edificio intentaba salir los bestias los atacaron. Uno de los trabajadores murió. ¿Quién responderá de esta muerte?", señaló.

El Ministerio del Interior de Ucrania denunció hoy que cinco de sus efectivos resultaron heridos de bala durante los enfrentamientos violentos con los manifestantes opositores en el centro de Kiev.

"Cinco militares sufrieron heridas de bala. Los médicos extrajeron una bala del cuerpo de unos de los soldados. A otro le están intentando frenar la hemorragia", informó el Ministerio del Interior en un comunicado.

La nota oficial añadió que, "en total, en estos momentos hay 37 policías heridos".

"Durante la retransmisión en directo de los sucesos en el centro de Kiev, en uno de los canales de televisión se contemplaron imágenes en las que se pudo ver el uso de armas de fuego, una pistola, por parte de uno de los manifestantes", destacó.

Mientras, fuentes sanitarias en el Maidán, como es conocido el bastión opositor en la plaza de la Independencia, informaron sobre 150 heridos, 130 de ellos de gravedad.

Manifestantes y antidisturbios protagonizan hoy en Kiev los primeros choques violentos desde finales de enero pasado, en los que han resultado ya heridos, según la policía, siete efectivos del orden público.

Los choques estallaron la calle Grushevki, cuando la policía intentó impedir el paso de una marcha multitudinaria convocada por la oposición para demandar que se restituya la Constitución de 2004 para recuperar el sistema presidencial-parlamentario