Tras mantenerse al margen del asunto durante tres días, el lunes la oficina del alcalde del Condado Miami-Dade Carlos Giménez dijo que el funcionario aceptó un boleto de $4,000 para el Super Bowl como regalo del dueño de los Dolphins Stephen Ross, y compró un segundo para su esposa.

REDACCION INTERNACIONAL.-Tras mantenerse al margen del asunto durante tres días, el lunes la oficina del alcalde del Condado Miami-Dade Carlos Giménez dijo que el funcionario aceptó un boleto de $4,000 para el Super Bowl como regalo del dueño de los Dolphins Stephen Ross, y compró un segundo para su esposa.

Ross también le ofreció boletos de $3,000 a varios comisionados del condado antes de una votación esta semana sobre su plan de llevar las carreras de Formula One al Hard Rock Stadium. Por lo menos un comisionado aceptó la oferta.

Patricia Abril, secretaria de prensa del alcalde, dio a conocer el lunes un comunicado donde decía que Giménez “aceptó un boleto para él, ya que tenía que realizar un trabajo oficial en el evento. El alcalde quería que su esposa lo acompañara al juego, y entonces le compró un boleto.” La oficina de Giménez dijo que el alcalde le pagó a Ross con un cheque por el segundo boleto para Lourdes Giménez.

La declaración se dio a conocer después que el viernes, el Nuevo Herald pudo obtener un memorando de la Comisión de Ética y Confianza Pública del Condado Miami-Dade donde se decía que Giménez había aceptado una oferta del propietario de los Dolphins Stephen Ross donde éste le regalaba dos boletos, cada uno valorado en $4,000.

La semana pasada, la Comisión de Ética exoneró a Giménez por haber aceptado el obsequio de Ross, y dijo que el regalo de $8,000 no califica como el tipo de oferta “quid pro quo” que podría ser una violación de las leyes de Miami-Dade.

El equipo de cabildeo de los Dolphins está luchando contra una legislación del condado que obstaculizaría las gestiones de Ross para llevar las carreras de Formula Uno al Hard Rock Stadium, y Giménez es un aliado crucial en este esfuerzo. Ya Giménez vetó una ordenanza en contra de F1, y otra ordenanza a la que el alcalde se opone tiene fijada una votación final para el martes de esta semana.

La semana pasada, Ross también le ofreció boletos gratis para el Super Bowl a comisionados que votarán sobre la propuesta de F1, de acuerdo con un correo electrónico que el lunes dio a conocer la comisión. El jueves, una contadora de Ross le envió un correo electrónico a la oficina de Giménez con detalles sobre los boletos que regaló Ross”.

En el correo electrónico se describía una ceremonia previa al juego que presidiría Giménez y donde se celebraba las renovaciones hechas al estadio que llevaron al regreso del Super Bowl a Miami Gardens. Ross le daría asientos valorados en $4,000 cada uno a Giménez, escribió Jessica Rizzo, contadora de Related Companies, la firma de bienes raíces que tiene Ross en Nueva York. La página web del Hard Rock Stadium indica que los asientos de la Sección 246 están localizados frente a la línea de 50 yardas.

FUENTE BBC