Papa francisco (Archivo)

REDACCIÓN.- Del 27 de mayo al 8 de junio, la Conferencia del Episcopado Dominicano, o sea todos los obispos del país, se reunirán con el papa Francisco.  

El encuentro en Roma, llamado Visita Ad Limina, en la Santa Sede, la realiza cada obispo del mundo cada cinco años para dar cuenta del estado de su diócesis.

El objetivo de esta visita no es simplemente la peregrinación hacia las tumbas de los apóstoles, sino, por encima de todo, mostrar una adecuada reverencia hacia el sucesor de San Pedro, para reconocer de una manera palpable su jurisdicción universal.