El acuerdo de Henry fue firmado hace dos semanas por decenas de partidos aliados y de la oposición, pero ha sido rechazado por los colaboradores más cercanos al presidente Jovenel Moise, quien murió asesinado el pasado 7 de julio.

PUERTO PRÍNCIPE.- El Gobierno de Haití anunció el aplazamiento de la puesta en marcha del acuerdo político impulsado por el primer ministro, Ariel Henry, horas después de conocerse este jueves la dimisión del enviado especial de Estados Unidos para Haití, Daniel Foote.

La ceremonia en la que se iba a dar inicio a la aplicación del acuerdo de Gobierno estaba prevista para este viernes y fue postergada sin fecha, según anunció el Gabinete del Primer Ministro en un comunicado, en el que alegó "razones logísticas".

En su carta de renuncia, Foote vinculó su decisión a la "inhumana" política de deportación de los miles de haitianos que han llegado en los últimos días a la frontera sur de EE.UU. y consideró "profundamente errónea" la política del Gobierno de Joe Biden con respecto al país caribeño.

En concreto, el diplomático criticó que Washington haya apoyado de forma expresa el acuerdo de Gobierno promovido por Henry, en detrimento de otra propuesta de solución a la crisis que ha sido impulsada por grupos de la sociedad civil.

El acuerdo de Henry fue firmado hace dos semanas por decenas de partidos aliados y de la oposición, pero ha sido rechazado por los colaboradores más cercanos al presidente Jovenel Moise, quien murió asesinado el pasado 7 de julio.

Ese pacto prevé el aplazamiento de las elecciones hasta finales de 2022 y la formación de un Gobierno interino de consenso, que estará encabezado por Henry e integrado mayoritariamente por personalidades sin vinculación partidista.

Asimismo, prevé la creación de una asamblea constituyente que, en un plazo de tres meses, presentará el borrador de una nueva carta magna, que posteriormente será sometida a la aprobación del pueblo haitiano.

El Parlamento de Haití está clausurado desde enero de 2020, debido al aplazamiento de las elecciones del año anterior, y desde la muerte de Moise también carece de un jefe de Gobierno elegido en las urnas.