La mujer, que llevaba a su hija al hospital cuando le dio el ataque de pánico, está acusada de "violencia voluntaria con coche habiendo provocado la muerte".

PARÍS.- La mujer que mató este sábado en Francia a una jubilada, al atropellarla cuando entró en pánico en una protesta contra la subida del impuesto a los carburantes ha sido imputada por la Justicia.

La mujer, que llevaba a su hija al hospital cuando le dio el ataque de pánico, está acusada de "violencia voluntaria con coche habiendo provocado la muerte".

Según la delegación del Gobierno, la conductora perdió los nervios cuando un grupo de manifestantes la rodearon y golpearon su coche.

Chantal Mazet, una jubilada de 63 años y madre de cuatro hijos, falleció al ser embestida por el vehículo en Pont-de-Beauvoisin (sureste de Francia).

Según una de sus hijas, era la primera vez que Mazet decidía salir a la calle a manifestarse.

Al menos 409 heridos, 14 de ellos graves, y 282 detenciones se produjeron en las protestas convocadas por el movimiento espontáneo conocido como los "chalecos amarillos", que se alzó contra las tasas a los carburantes.