La ley establece un régimen de reparación económica para hijos de víctimas de feminicidios equivalente a una jubilación mínima, unos 291 dólares mensuales.

REDACCIÓN.-  Argentina registró en los últimos 10 años 120 feminicidios vinculados con niños y niñas, víctimas de feminicidas que tenían el objetivo de destruir la psiquis de la mujer, a "quien consideran de su propiedad", según publicó este lunes el Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano, coordinado por la asociación civil La Casa del Encuentro.

Entre 2012 y 2022 se cometieron 120 infanticidios y las víctimas tenían entre meses y 12 años, asesinadas mayoritariamente por sus propios padres a golpes o mediante el uso de un arma de fuego y elementos corto punzantes, siendo la provincia de Buenos Aires el lugar con mayores muertes.

El feminicidio vinculado es un aporte teórico para poder analizar las aristas asociadas a la violencia de género.

"Son personas que fueron asesinadas por el feminicida al intentar impedir el feminicidio o personas con vínculo familiar o afectivo con la mujer que fue asesinada con el objeto de castigar y destruir psíquicamente a la mujer, a quien consideran de su propiedad”, indicó la asociación civil en su informe.

Unos 45 feminicidas se suicidaron tras cometer el hecho y solo 17 tenían denuncias previas ante la Justicia.

"Un alto porcentaje de los feminicidas, luego de asesinar a sus hijas o hijos, se suicida y si bien no podemos asegurar las causas, la realidad indica que -en una clara demostración de poder- no dudaron en llevar a cabo su cometido cuyo objetivo era castigar a la mujer”, marcaron desde La Casa del Encuentro.

En algunos casos, los menores que se ven atrapados en medio de situaciones de violencia de género terminan huérfanos de madre y con su padre en prisión, familiares en varios casos sin demasiados recursos deben encargarse del niño.

Ante esta situación, Argentina tiene la Ley de Reparación económica para niñas, niños y adolescentes víctimas de violencia familiar o de género (Ley 27.452), sancionada en 2018, después del feminicidio de Daiana Barrionuevo, asesinada por el padre de sus dos hijos y su hija en 2014.

La ley establece un régimen de reparación económica para hijos de víctimas de feminicidios equivalente a una jubilación mínima, unos 291 dólares mensuales.

"Consideramos importante hablar de esta norma porque ya sea como feminicidios vinculados o como víctimas colaterales, necesitamos nombrar a estas niñas y niños, y exigir que se trabaje en la protección de quienes están en situación de violencia, en la prevención para disminuir los índices de feminicidios y en el cumplimiento de la Ley 27.452 en todo el territorio nacional”, advirtió la entidad.