El número de “mercenarios” ultimados por la policía haitiana por su presunta participación en el asesinato de Jovenel Moïse, es de siete, conforme a datos del periódico Le Nouvelliste.

SANTO DOMINGO.- Durante el apresamiento de los presuntos autores en el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, las autoridades recuperaron armas, municiones y otros artículos, incluido el servidor de cámaras de vigilancia de la residencia del presidente y su chequera personal.

De igual manera, dentro de las demás evidencias encontradas por la policía haitiana están, cinco armas de fuego, incluidas dos pistolas de 9 milímetros; cartuchos de calibre 5,56 milímetros, el servidor de la cámara de vigilancia del presidente Jovenel Moïse, una chequera del BNC a nombre del señor y la señora Moïse.

También unas veinte bolsas, hachas, cortadores de alambre, ropa, comida y dinero, 109 billetes de US$20, un lote de 100 billetes de US$100, un juego de 99 billetes de US$100 y otro juego de 100 billetes de US$100, 100 billetes de US$50, 32 billetes de US$100 dólares en un chaleco antibalas, dos placas de vehículo de alquiler y el contrato de alquiler del vehículo hecho con Avis el 6 de julio, muchos celulares, entre otros.

El número de “mercenarios” ultimados por la policía haitiana por su presunta participación en el asesinato de Jovenel Moïse, es de siete, conforme a datos del periódico Le Nouvelliste.

La noticia del periódico no detalla nada más sobre los presuntos siete muertos ultimados por la Policía en un tiroteo.

Tras el asesinato del mandatario, hecho que ocurrió en su casa en la madrugada del miércoles, las autoridades a cargo del primer ministro declararon al país en estado de sitio y 15 días de duelo nacional.

El juez de paz adjunto de Pétion-Ville, Clément Noël, al ser entrevistado por Le Nouvelliste, confió haber visto los cuerpos sin vida de dos mercenarios, dos colombianos de nombres Mauricio Javier Romeo Medina y Duberney Capador Giraldo, en la calle Pinchinat, en Pétion-Ville.

Agrega la publicación que el magistrado Clément Noël, ordenó la custodia de James Solages y Joseph Vincent y que escuchó que los dos “decían que eran traductores. La misión era arrestar al presidente Jovenel Moïse, en el marco de la ejecución de un mandato de juez de instrucción y no matarlo”, indicó el juez de paz, citando las declaraciones de James Solages y de Joseph Vincent.

“Cuando se le preguntó sobre el patrocinador de esta misión, James Solages dijo que "encontró este trabajo en Internet", informó el juez Clément Noël”, añade la nota.

“Llegaron a Haití el 6 de junio de 2021, pasando por República Dominicana. Todos tienen las mismas botas”, observó el juez de paz Fidélito Dieudonné.