Los tres afrontan ante este tribunal estatal en Georgia los cargos de asesinato premeditado y de homicidio involuntario, así como de agresión con agravantes y de privación ilegal de la libertad.

LOS ÁNGELES.- Un tribunal del estado de Georgia (EE.UU.) comenzó este lunes el proceso de selección de los integrantes del jurado en un caso contra tres hombres blancos acusados de perseguir y matar en febrero del año pasado al afroamericano Ahmaud Arbery mientras practicaba deporte en la pequeña localidad de Brunswick.

El juez Timothy Walmley explicó al comienzo de la sesión que se espera que la selección de los 12 miembros del jurado, más cuatro suplentes, dure como mínimo dos semanas.

En total, está previsto que más de 600 personas se presenten este lunes en la sede del juzgado del condado de Glynn, en Georgia, para formar parte del jurado.

De esta manera arrancó oficialmente el juicio contra Greg y Travis McMichael, que son padre e hijo, y su vecino William "Roddie" Bryan, imputados por el asesinato de Arbery, que quedó grabado en video y generó una ola de protestas en EE.UU.

Dos de los acusados, los McMichael, persiguieron el 23 de febrero de 2020, pertrechados con armas de fuego y a bordo de una furgoneta, a Arbery, de 25 años, mientras corría para ejercitarse por un barrio de las afueras de Brunswick.

El otro imputado, Bryan, se unió a la persecución y grabó con un móvil cómo Travis McMichael disparaba de cerca a Arbery, causándole la muerte.

Los tres afrontan ante este tribunal estatal en Georgia los cargos de asesinato premeditado y de homicidio involuntario, así como de agresión con agravantes y de privación ilegal de la libertad.

Por la vía federal, los tres también están acusados de crímenes de odio después de que un gran jurado los imputara en abril ante una corte de distrito.

Los abogados de la defensa sostienen que ninguno de los tres hombres cometió ningún delito, al argumentar que padre e hijo sospecharon que el afroamericano podía ser un ladrón, y que Travis McMichael disparó en defensa propia.

Las autoridades no presentaron cargos por este caso hasta más de dos meses después del incidente, cuando el video se hizo público y suscitó protestas en todo el país.

La grabación del tiroteo apareció en los medios de comunicación estadounidenses y se distribuyó por redes sociales, lo que complica el proceso de selección del jurado.

Con el objetivo de conseguir miembros del jurado neutrales, Walmley dijo que los candidatos recibieron un formulario con preguntas sobre qué sabían acerca del caso, qué plataformas utilizaron como su principal fuente y si alguna vez habían hecho comentarios en línea sobre el asesinato de Arbery.

El enjuiciamiento propiamente dicho se iniciará tan pronto como todos los miembros del jurado estén seleccionados, aunque en EE.UU. se considera que estos procesos arrancan con el comienzo de la elección del jurado.

Está previsto que el juicio termine el próximo 19 de noviembre, según las instrucciones que leyó a la primera ronda de candidatos del jurado una abogada del equipo de la Oficina del Fiscal del distrito del condado de Glynn, aunque se podría alargar más allá de esa fecha.

A la espera del juicio, los sospechosos están encarcelados, después de que se les denegara la libertad bajo fianza.