Decenas de personas resultaron heridas con quemaduras, mientras que el número de desplazados supera los 5.000 entre los residentes de las once poblaciones asentadas cerca del monte, el más alto de Java, según la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB).

Yakarta.- Las autoridades indonesias elevaron este jueves a 43 los muertos a raíz de la erupción el sábado del volcán Semeru, en la isla indonesia de Java, donde el número de desplazados supera las 5.000 personas.

Las tareas de búsqueda y rescate se están viendo dificultadas por las condiciones meteorológicas que azotan la región y las bolsas de aire caliente que emanan del volcán.

Decenas de personas resultaron heridas con quemaduras, mientras que el número de desplazados supera los 5.000 entre los residentes de las once poblaciones asentadas cerca del monte, el más alto de Java, según la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB).

La enorme erupción del volcán ocurrió el sábado alrededor de las 15.30 hora local (8.30 GMT) y provocó un enorme tsunami de ceniza que eclipsó el sol y sumió en una profunda oscuridad momentáneamente las poblaciones anexas al monte.

Los equipos de emergencia han establecido un radio de exclusión de 5 kilómetros sobre el cráter y precisan que casi 3.000 casas y 38 colegios han resultado dañados, además de un puente clave que conectaba dos de los principales pueblos de la región.

El archipiélago indonesio se asienta dentro del denominado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica con 127 volcanes activos y que es sacudida por miles de temblores al año, la mayoría de escasa magnitud.

La última erupción significativa del Semeru, con 3.676 metros de altura y uno de los volcanes más activos del país, se produjo en enero de este año sin que se reportaran víctimas, mientras que otra en diciembre de 2020 obligó a evacuar a miles de personas.