PUERTO PRÍNCIPE, Haití.- La reducción de las tropas militares y policiales, prevista hasta el momento por el Consejo de Seguridad de ONU, se ha cumplido al 80 %, informó este jueves la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah).

Al analizar la situación de seguridad en Haití, el comandante militar de la armada, el mayor general Luiz Eduardo Ramos Pereira, declaró que "el país ya no necesita más tropas de la ONU y una parte de los militares puede volver a sus países".

Ramos Pereira ofreció la información durante una rueda de prensa con motivo de la finalización de su misión al frente de las tropas, que tendrá lugar la próxima semana.

El 14 de octubre de 2011, el Consejo de Seguridad adoptó una resolución en la cual prorrogó por un año el mandato de la Minustah y decidió la reducción de su personal militar y policial de 12.502 a 10.600 miembros.

El personal militar autorizado deberá pasar a 7.340 integrantes y el personal de policía a 3,241.

El general Pereira indicó que durante su mandato, de un año, se efectuaron más de 2,000 patrullas comunes entre militares y policías en seis de las diez regiones del país "para garantizar un clima seguro".

Durante el mismo periodo, la Minustah llevó a cabo conjuntamente con la Policía Nacional de Haití (PNH) dos grandes operaciones de seguridad para "reforzar la seguridad" en barrios marginales de Puerto Príncipe como Belair (centro) Cité Soleil (periferia norte) y Martissant (sector sur), agregó.

El alto mando militar, por otra parte, informó que seis compañías de ingeniería militar, en total más de mil soldados, trabajaron en cuatrocientos proyectos de reparación de carreteras y puentes, demolición de edificios que quedaron en una situación de fragilidad por el sismo de 2010 y preparación de lugares para recibir a enfermos de cólera, epidemia que afecta al país caribeño desde octubre de 2010.

"Debemos tener en la cabeza veinticuatro horas al día que somos invitados del pueblo haitiano" y "es necesario respetar su cultura", enfatizó.