Foto de archivo

El CAIRO, Siria.- Al menos diecinueve civiles fueron asesinados este domin por milicianos kurdos en la provincia de Al Hasaka, en el noreste de Siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

En un comunicado, la ONG acusó de este crimen -del que no han trascendido los motivos- a miembros de las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo, que luchan contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Las víctimas eran originarias de las aldeas de Al Hayia y Tel Jalil, ubicadas al sur de Al Qameshli, capital de Al Hasaka,

Según el Observatorio, hay informaciones sin confirmar sobre el asesinato de otro número de civiles por los kurdos en la misma zona.

Por otro lado, prosiguen los combates entre esa milicia kurda y el EI en los alrededores de las zonas de Abu Qasaib y Sharmuj, donde los kurdos se apoderaron de cinco aldeas cercanas.

Al menos quince miembros del EI han perdido la vida en esos enfrentamientos y hay informaciones sobre bajas en las filas de la milicia kurda.

En Siria, el EI domina la provincia de Al Raqa y controla casi por entero la de Deir al Zur, además de estar presente en otras como Alepo, Homs, Al Hasaka e Idleb.

Los kurdos de Siria se concentran, sobre todo, en la provincia de Al Hasaka y en las regiones de Afrin y de Ain al Arab, también denominada Kobani, en Alepo (norte), y suponen el 9 por ciento de la población del país.