Pese a que el intentaron reanimarlo durante casi dos horas, no lograron salvarle la vida

ESPAÑA.- Allí, en plena calle, y frente a la desesperación de su compañera, un grupo de hombres jóvenes le propinó una fuerte paliza al grito de "maricón" y lo hirió de gravedad. Luego, al reconocer el mal estado en el que se encontraba Samuel, lo dejaron tirado y abandonaron el lugar.

 

Pese a que el intentaron reanimarlo durante casi dos horas, no lograron salvarle la vida. Hasta el momento hay 13 personas detenidas que pudieron ser identificadas gracias a las cámaras de seguridad del local y de grabaciones que realizaron otras personas que se encontraban en la puerta de la disco.

 

Tras diez meses y medio de cuarentena, el jueves 1 de julio Galicia reabrió las actividades nocturnas hasta las tres de la mañana. Era una buena noticia para Samuel. A los 24 años, el joven había enfrentado la pandemia desde la primera línea de batalla, trabajando como auxiliar de enfermería en una residencia para ancianos.

 

Según reconstruyó el diario El Mundo, esa misma noche fue con su grupo de amigos a Andén, un pub de moda. Tan bien la pasó que decidió repetir el plan la noche del viernes. Esta vez junto a Andrea, Lina y Diego.

 

Estuvieron toda la noche en el local hasta que a las 2:50 del sábado salió a fumar con Lina. Se alejaron unos metros de la puerta y videollamaron a Vanesa, la pareja de Lina. Los otros dos amigos quedaron dentro del pub.

 

"Lina y Samuel me estaban contando anécdotas de la noche pasada y giraron el móvil para enseñarme por donde habían ido andando", recuerda Vanesa en diálogo con El Mundo. Y continuó: "En ese momento pasaron un chico y una chica juntos, de más o menos la edad de Samuel (Lina tiene dos años más), y él nos gritó que dejásemos de grabarles".

 

De inmediato, Samuel y Lina le explicaron que no lo estaban filmando. Lo mismo intentó hacer Vanesa desde el teléfono. Pero no fue suficiente. "O paras de grabar o te mato, maricón", le dijo el hombre a Samuel. Y frente a la contestación del joven: "¿Maricón de qué?" lo empezó a golpear.

 

Tras ser separado por otras personas que se encontraban en el lugar, el agresor se fue. Pero regresó al cabo de unos minutos con otros 12 hombres que atacaron salvajemente a Samuel con golpes y patadas. Siempre al grito de "Maricón de mierda".

 

Cuando llegaron los servicios de emergencias hasta el lugar donde esta herido a Samuel poco pudieron hacer. Iniciaron las maniobras de reanimación que, según informó Telecinco, se prolongaron por unas dos horas. El joven agredido, llegó vivo al hospital, pero allí falleció.

 

En el mes del orgullo LGBTIQ+, el crimen contra Samuel impactó profundamente en la sociedad y cobró gran relevancia, gracias a una campaña en redes sociales con el hashtag #JusticiaParaSamuel.

 

Además, se convocaron concentraciones en toda España en rechazo a esta agresión que se suma a otros episodios de violencia homófoba que han ocurrido en el país.