Solovey es conocido por sus coloridas predicciones y afirmaciones, alegando previamente que Putin sufre una enfermedad secreta que oculta al público. Muchos han descrito al profesor como un teórico de la conspiración o un bromista.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- En medio de la guerra de Rusia contra Ucrania, el presidente Vladimir Putin envió recientemente a miembros de su familia a un búnker de alta tecnología ubicado en el distrito de Ongudaysky, en la montañosa República de Altái, en Siberia. Así lo afirmó Valery Solovey, politólogo, historiador y exjefe del Departamento de Relaciones Públicas del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú. Dicho refugio fue construido con el objetivo de aguantar una guerra nuclear.

“De hecho, no es un búnker, sino toda una ciudad subterránea, equipada con la última ciencia y tecnología”, comentó, según consignó el diario Daily Mail.

Esto se suma a afirmaciones que pondrían en duda el éxito que el mandatario esperaba con su invasión a Ucrania: “Putin había planeado declarar la victoria militar completa e indiscutible de las tropas rusas en la noche del domingo 27 de febrero y anunciar el final o el final cercano de la llamada ‘operación especial’. Como saben, no se alcanzó ni un solo objetivo de la invasión de Rusia en Ucrania”, dijo en un video conseguido por el Daily Mail.

Se cree que el politólogo, quien afirma tener contactos en el Kremlin, habla de un gran inmueble construido hace 10 años por Gazprom (la mayor compañía de gas de Rusia), y que se emplaza en Siberia, limitando con Mongolia, China y Kazajistán.

Solovey es conocido por sus coloridas predicciones y afirmaciones, alegando previamente que Putin sufre una enfermedad secreta que oculta al público. Muchos han descrito al profesor como un teórico de la conspiración o un bromista.

Pero la semana pasada, las autoridades rusas lo interrogaron durante siete horas debido a las acusaciones que hizo sobre la condición médica y mental de Putin en un sitio de Telegram que opera, según el Daily Mail. En su cuenta señaló que el Presidente ruso ha formado parte de raros rituales chamánicos en conjunto con Sergey Shoigu, su ministro de Defensa.

Valery Solovey ya había sido arrestado anteriormente a principios de diciembre de 2020, cuando comentó, en una estación de radio de Moscú, que Putin se encontraba bajo presión de su séquito para que renunciara debido a los temores por su salud. Antes de eso, en 2019, había renunciado a su puesto de jefe en el MGIMO, supuestamente por razones políticas.

Un ejemplo de sus teorías ocurrió en 2016, cuando dijo en el diario Moskovsky Komsomolets que Putin sería reemplazado en su cargo. Sin embargo, este periódico decidió borrar la publicación.

Y algo de censura también ha sufrido. En marzo de 2020, cuando la pandemia estaba floreciendo, la radio Ekho Moskvy no publicó una conversación que tuvieron con él, donde estimaba que la cifra de fallecidos por Covid-19 era muy superior a la que las autoridades estaban informando.