Un hombre ingresó el 15 de septiembre a las 10:00 a.m. (hora local) a la catedral, que permanecía abierta para la oración, y destruyó la estatua del Sagrado Corazón de Jesús que estaba detrás del altar principal.

ESTADOS UNIDOS.- El obispo de El Paso, Mons. Mark Seitz, lamentó el ataque a la Catedral de St. Patrick en Texas (Estados Unidos) y señaló que reza por el desconocido que destruyó una estatua del Sagrado Corazón de Jesús de 90 años de antigüedad.


Un hombre ingresó el 15 de septiembre a las 10:00 a.m. (hora local) a la catedral, que permanecía abierta para la oración, y destruyó la estatua del Sagrado Corazón de Jesús que estaba detrás del altar principal.


https://twitter.com/elpasodiocese/status/1306024487981285378