Al menos 155 personas han muerto en las inundaciones y riadas provocadas por el fuerte temporal de lluvias que azota desde el fin de semana el este de Indonesia y la pequeña nación de Timor Oriental, mientras 72 personas están desaparecidas.

Yakarta.- Al menos 155 personas han muerto en las inundaciones y riadas provocadas por el fuerte temporal de lluvias que azota desde el fin de semana el este de Indonesia y la pequeña nación de Timor Oriental, mientras 72 personas están desaparecidas.

En Indonesia 128 personas han muerto en las regencias de Flores Este, Alor, Lembata y Ende y Bima, mientras 72 permanecen desaparecidas, conforme a la actualización de datos hecha este martes por la Agencia nacional de rescates.

Los equipos de emergencia tratan de acceder a regiones que todavía permanecen incomunicadas, además de proveer de asistencia a miles de afectados y a unos 8.000 evacuados.

Los rescatistas indonesios tienen difícil el acceso a algunas de las zonas afectadas, donde solo se puede llegar por vía marítima, una alternativa difícil por los fuertes vientos y el oleaje que golpean la zona.

Miles de edificios y viviendas han sido dañados por el temporal, vinculado al ciclón tropical Seroja, según el mencionado ente indonesio.

Por su parte, la televisión pública de Timor Oriental informó la víspera de al menos 27 muertos debido al temporal que azota ese país de 1,3 millones de habitantes, en cuya capital, Dili, parcialmente anegada, se han registrado 13 víctimas mortales, seis de ellas niños.

El presidente de Timor Oriental, Francisco Guterres "Lú-Olo", calificó las inundaciones de "gran calamidad" y dijo que las autoridades todavía trabajan para establecer la verdadera dimensión de los daños y el número de víctimas.

La agencia indonesia de meteorología ha advertido de fuertes lluvias para la próxima semana en varias zonas del archipiélago, donde la estación de precipitaciones pluviales tiene lugar generalmente entre noviembre y marzo.

Indonesia ha sufrido 1.030 desastres naturales en lo que va de 2021, incluyendo terremotos, inundaciones, aludes de tierra, incendios y tornados, que, sin contar las víctimas de las últimas inundaciones, causaron 282 muertes.