Los datos de los contagiados de este jueves fueron de 8.569 en 24 horas y se registraron también 67 muertos, en aumento respecto a los del día anterior.

ROMA.- El número de contagios de coronavirus está creciendo en Italia, así como las hospitalizaciones y los pacientes en las unidades de cuidados intensivos, según los últimos datos de la semana publicados por el ministerio de Sanidad, mientras que se intenta acelerar con las terceras dosis.

Según los datos del seguimiento semanal del organismo de vigilancia de la pandemia, el índice de transmisibilidad RT subió a 1,21 respecto a los 1,15 de la semana pasada , mientras que la incidencia semanal pasó a 78 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 53 de hace siete días.

Los datos de los contagiados de este jueves fueron de 8.569 en 24 horas y se registraron también 67 muertos, en aumento respecto a los del día anterior. También creció la tasa de ocupación en cuidados intensivos a nivel nacional que es del 4,4 % esta semana frente al 4,0 % de la semana anterior.

Mientras que la ocupación en los hospitalizaciones ascienden al 6,1%, frente al 5,3% del pasado 28 de octubre y son 3.509 los pacientes ingresados por covid-19 en todo el país, aunque los valores permanecen por debajo del umbral de alerta establecido en 10 % y 15 %.

En la última semana, 20 de las 21 regiones italianos se clasificaron en riesgo moderado, mientras Friuli Venecia Julia es muy probable que avance a alto riesgo.

"Cada semana agregamos un par de miles de contagiados al promedio diario. A este ritmo llegaremos al pico de 20.000-30.000 diarios en Navidad", explicó en el diario "La Repubblica", Roberto Battiston, director del observatorio epidemiológico de Covid en la Universidad de Trento.

Italia se prepara de nuevo a intensificar la campaña de vacunación, después de que el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, anunció que se empezará a distribuir una tercera dosis a la franja entre los 40 y los 59 años, después de que ya se abrió a los mayores de 60 años.

Por ello, las regiones están empezado a organizarse para reabrir algunos de los centros de vacunación cerrados durante este verano al descender la afluencia.