Los familiares dijeron estar "desesperados por lo lento de las maniobras de rescate".

México.- Un aumento de los niveles de agua en los pozos de la mina El Pinabete de Sabinas al norte de México, donde permanecen atrapados 10 mineros desde hace 11 días, ha complicado el ingreso y el rescate de los trabajadores, informaron este domingo autoridades, quienes ya trabajan en un plan para detenerlo.

En un comunicado, la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), informó este domingo que en las últimas horas "se incrementaron los niveles de agua en los pozos dos, tres y cuatro de la mina El Pinabete hasta alcanzar 10,44 metros".

La reducción del nivel de agua al interior de la mina de carbón es el principal objetivo de las autoridades para intentar el rescatar a los 10 trabajadores que permanecen atrapados desde el 3 de agosto.

Ante este escenario, los especialistas del Servicio Geológico Mexicano de la Secretaría de Economía y de la empresa Mimosa diseñan una estrategia para evitar que sigan aumentando, y generar condiciones para rescatar a los mineros.

En tanto, la titular de la CNPC, Laura Velázquez, dijo a los familiares de los mineros que trabajan para su rescate luego de que el sábado pidieran la intervención de rescatistas extranjeros y criticaran la lentitud de los especialistas mexicanos en las labores de rescate.

"Que a los familiares les quede claro que no los vamos a abandonar, ni a ellos ni a los mineros atrapados. Compartimos la angustia que ellos sufren, y sepan que no estamos escatimando ningún recurso para lograr el propósito", dijo Velázquez.

Velázquez explicó que en la mina El Pinabete se enfrentan a "condiciones extraordinarias" debido a su colindancia, al sur, con la mina Conchas Norte que fue abandonada hace aproximadamente 30 años.

"Durante ese periodo acumuló un volumen muy alto y que será determinado cuando se tenga mayor información", expuso.

Según registros, a mina Conchas Norte es 100 veces más grande que El Pinabete, ya que ésta comprende 1,8 hectáreas y la de Conchas Norte tiene 180 hectáreas.

El sábado, cuando los mineros cumplieron 10 días atrapados, sus familiares, en conferencia de prensa a las afueras de la mina, pidieron la ayuda e intervención de rescatistas extranjeros y criticaron el actuar de los especialistas mexicanos.

Los familiares dijeron estar "desesperados por lo lento de las maniobras de rescate".

"Si ellos no pueden, queremos ayuda de otra parte (extranjero)", expresó una de las esposas de los mineros, quien además exigió una nueva comparecencia en el sitio del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.