Según el Instituto Colombiano de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), las intensas lluvias que caen desde hace varios días en el norte de Colombia se deben a la formación de una onda tropical en el mar Caribe.

Piojó (Colombia).- Un deslizamiento de tierra ocurrido después de varios días de intensas lluvias en la localidad colombiana de Piojó, en el departamento caribeño del Atlántico, destruyó o causó daños graves a más 80 viviendas, al cementerio y a algunas calles del pueblo.

Según las autoridades locales, la mitad de las viviendas afectadas quedaron totalmente destruidas por la avalancha, ocurrida el sábado, y las demás tuvieron que ser evacuadas debido a los graves problemas estructurales que sufrieron.

La gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, dijo que fue instalado un puesto de mando unificado para coordinar la atención a las familias damnificadas en Piojó, municipio ubicado unos 62 kilómetros al oeste de Barranquilla, la capital regional.

"Ya son 82 familias reubicadas en un barrio al lado del cementerio, el cual se cerró", dijo la gobernadora, quien añadió que ante los daños sufridos por el camposanto, una alternativa es "que las familias que requieran servicios funerarios vayan a municipios cercanos".

CAUSAS BAJO INVESTIGACIÓN

Noguera dijo que le pidió al Servicio Geológico Colombiano el apoyo para "identificar las causas de una posible falla geológica", lo que contradicen varias de las familias afectadas, que atribuyen el deslizamiento a unas obras que la Gobernación lleva a cabo en el sector.

Jairo Jiménez, uno de los damnificados, dijo a EFE que lo que causó la afectación "fue el represamiento de una alberca que hicieron durante la construcción de una cancha de fútbol y después de tres días de lluvias se produjo el aluvión".

"Yo estaba acostado cuando mi mujer me avisó que estaba tronando la casa y nos tocó salir sin nada", dijo por su parte Rafael Mendoza, quien recordó que hace un año, cuando comenzaron los trabajos de la cancha de fútbol empezaron también los deslizamientos, pero ninguno de la magnitud de este.

Mendoza añadió que ellos alcanzaron a abandonar las viviendas porque "el deslizamiento primero provocó una fuga de gas y luego de que salimos fue cuando se vino el alud que destruyó totalmente las casas".

Jairo Vargas, quien por segunda vez resulta damnificado por los deslizamientos en Piojó, recordó que el 31 de octubre del año pasado tuvo que abandonar su casa porque el terreno en el sector comenzó a ceder.

Hoy, gran parte de Piojó, municipio de unos 12 mil habitantes, se encuentra sin los servicios de energía eléctrica, acueducto y gas natural y, según las empresas que los suministran, solamente podrán restablecerlos luego de que pasen las lluvias.

Debido a la temporada de lluvias, que alcanza los niveles más altos en cuatro décadas y ha dejado más de 200 muertos en lo que va de año, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, declaró la semana pasada la situación de "desastre" en el país.

Según el Instituto Colombiano de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), las intensas lluvias que caen desde hace varios días en el norte de Colombia se deben a la formación de una onda tropical en el mar Caribe, sumado a una circulación monzónica.

Los pronósticos indican que esta situación se mantendrá durante varios días en el norte de la región Caribe.