La probabilidad de formación de un ciclón es del 70 % tanto en el pronóstico para las próximas 48 horas como en el de cinco días.

Miami.- Los meteorólogos de EE.UU. vigilan este lunes un sistema de baja presión bien definido localizado cerca de la costa de Carolina del Sur, así como un área amplia de baja presión asociada con una onda tropical que avanza rápidamente hacia el oeste sobre el Océano Atlántico tropical central.

El primer sistema estaba localizado a las 8.00 horas del este de EE.UU. (14.00 GMT) a unas 190 millas (350 millas) al este sureste de Hilton Head Island, en Carolina del Sur y, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC), puede dar lugar a una depresión o tormenta tropical.

Por ahora, está produciendo un área amplia de aguaceros y tronadas, que se sienten principalmente en la parte occidental del sistema.

Se prevé que la baja presión se mueva hacia el oeste noroeste de 15 a 20 millas por hora (24 a 38 km/h) y llegue a la costa sur de Carolina del Sur o el norte de Georgia esta noche.

Por ahora no hay avisos de tormenta tropical, pero el NHC advirtió de que puede emitirlos para una parte de Georgia y las costas de Carolina del Sur con "poca antelación".

Se esperan lluvias a lo largo de las costas de Georgia y el sur de Carolina del Sur hasta el martes.

La probabilidad de formación de un ciclón es del 70 % tanto en el pronóstico para las próximas 48 horas como en el de cinco días.

Además, los meteorólogos del NHC vigilan un área amplia de baja presión asociada con una onda tropical que está produciendo aguaceros y tronadas sobre el centro del Océano Atlántico tropical.

Algún desarrollo lento es posible hasta el final de la semana mientras este sistema se mueve rápidamente hacia de oeste a oeste noroeste a unas 20 millas por hora (38 km/h) y que alcance las Antillas Menores probablemente el miércoles por la noche.

La probabilidad de formación de un ciclón en 48 horas es del 20 %, pero aumenta al 40 % en el pronóstico para cinco días.

Este año, para el que el NHC y otras instituciones meteorológicas prevén una actividad ciclónica por encima de lo normal en la cuenca atlántica, ya se han registrado las tormentas tropicales Ana, Bill y Claudette.

La última de ellas causó este mes más de una decana de muertes en accidentes provocados por el viento y las lluvias en Alabama.