COLOMBIA.- La mente de los criminales no tiene límites. En Cali, Colombia, descubrieron una banda, señalada por al menos 20 asesinatos, que acudía a la santería para cometer sus homicidios.

Como si fuera poco, coleccionaban los recortes de prensa de sus crímenes.