La policía de Puerto Rico incautó armas y drogas en lo que describieron como un santuario de sicarios, ya que encontraron un altar de santería usado por una banda, presuntamente para proteger su negocio criminal.

PUERTO RICO.- La policía de Puerto Rico incautó armas y drogas en lo que describieron como un santuario de sicarios, ya que encontraron un altar de santería usado por una banda, presuntamente para proteger su negocio criminal.