Washington, Estados Unidos.- El Presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó que el líder libio Muammar Gaddafi perdió legitimidad ante su pueblo, para gobernar, y por eso "debe irse". A juicio del mandatario la violencia en ese país debe cesar y la gente debe tener como meta aspirar a su "libertad, a la democracia y la dignidad", según consignó la cadena NBC.

Agregó que Gaddafi se encuentra "en el lado equivocado de la Historia".

Obama se refirió a la situación en Libia en una rueda de prensa tras el encuentro con su homólogo mexicano Felipe Calderón. En esta línea, anunció la autorización del uso de aviones militares y civiles estadounidenses para el traslado a sus países de ciudadanos extranjeros que hayan escapado de Libia.

Asimismo, instruyó  el despliegue de asistencia humanitaria en la frontera libia, ante la huida de "decenas de miles de personas" de un país donde el gobierno continúa con el uso de la violencia para reprimir la rebelión que se vive en el país.

Manifestó, además que su país estudia "toda una gama de opciones" para aplicar en Libia, aunque restó importancia a la posibilidad de una intervención militar, y señaló que "lo que queremos es tener la capacidad de intervenir potencialmente rápido si la situación se deteriorara".