CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Benedicto XVI dijo este lunes que el concepto del perdón debe integrarse en el debate internacional para la resolución de conflictos, 'con el objetivo de transformar el lenguaje estéril de la recíproca recriminación, que no conduce a nada'.

El pontífice hizo esta afirmación en un mensaje hecho público por la Santa Sede y enviado a la presidenta de la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales, Mary Ann Glendon, con motivo de la XVIII sesión plenaria de este organismo, que se celebra actualmente en el Vaticano.

La sesión plenaria está dedicada al 50 aniversario de la encíclica "Pacem in terris", del beato papa Juan XXIII y en su mensaje el papa Ratzinger exhortó a los hombres a comprometerse con la paz y la justicia en el mundo.

Benedicto XVI señaló que tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, Juan Pablo II afirmó que no hay paz sin justicia, ni justicia sin perdón.

"El concepto del perdón debe formar parte del debate internacional para la resolución de conflictos, con el objetivo de transformar el lenguaje estéril de la recíproca recriminación, que no conduce a nada", agregó el papa.

También subrayó que el perdón "no es la negación del mal, sino la participación en el amor salvador de Dios, que reconcilia y sana".

El obispo de Roma agregó que los agravios históricos y las injusticias sólo se pueden superar si los hombres y las mujeres se inspiran en un mensaje que ofrezca "un camino para seguir adelante, para salir del callejón sin salida que muchas veces aprisiona a las personas y las naciones en un circulo vicioso de violencia".

El papa Ratzinger aseguró que la encíclica "Pacem in terris" tiene aún mucho que enseñar a los hombres, "mientras luchamos por la paz y la justicia en la era de la post guerra fría, en medio de la proliferación de armas nucleares".