La canciller alemana, Angela Merkel, acordó hoy con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, exigir más sanciones para Pyongyang tras el último ensayo nuclear y trabajar en busca de una solución diplomática a la crisis

REDACCIÓN.- La canciller alemana, Angela Merkel, acordó hoy con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, exigir más sanciones para Pyongyang tras el último ensayo nuclear y trabajar en busca de una solución diplomática a la crisis.

Merkel y Moon abordaron la situación en la península coreana en una conferencia telefónica en la que también subrayaron la importancia de dar una respuesta coordinada a Corea del Norte, informó Cancillería en un comunicado.

"A la luz de la conducta poco razonable y de confrontación de Corea del Norte, la canciller y el presidente se han mostrado a favor de que la comunidad internacional acuerde rápidamente más y más duras sanciones. Es importante en este aspecto un estrecho acuerdo entre los socios", afirma el comunicado.

El "objetivo común" debe seguir siendo "evitar una escalada militar" y "posibilitar una solución pacífica".

El ensayo de una bomba nuclear este domingo por parte de Corea del Norte fue condenada unánimemente por Merkel y Moon, que lo consideraron una "nueva provocación" de Pyongyang que ha empujado el conflicto a una "nueva dimensión".

Merkel expresó además a su interlocutor la solidaridad alemana ante la "estrategia de la escalada" que persigue su vecino del norte.